Los partidos recurren una y otra vez a los desencantados

|

CON esto de la proximidad de la cita electoral, andan los partidos galaicos de un generoso subido. Este espíritu desbordado de ONG se plasma en los ofrecimientos que sus líderes hacen, una y otra vez, a los desencantados, para que “abran una nueva etapa” lo que, traducido al lenguaje de la calle, significa que les den su voto y se dejen de plamplinas. Y es que la irrupción de los emergentes ha hecho que los espacios tradicionales de la política se vean saturados de siglas que aspiran a ganar, gracias a la transversalidad, unos cuantos sufragios. Primero fueron los mareantes, luego hasta Feijóo y ahora es la chérifa del Bloque, Ana Pontón, la que recurre a pedir una papeleta por caridad, que ya se sabe que es triste pedir, pero es peor robar...

Los partidos recurren una y otra vez a los desencantados