¿PODEMOS EN FERROL?

|

Más del 42 por ciento de las alegaciones presentadas en el marco de las elecciones a secretarios generales de Podemos en 770 municipios de todo el país, se han registrado en la ciudad de Ferrol. La existencia de cuatro alternativas, que durante el proceso previo mantuvieron un elevado tono de enfrentamiento con reiteradas acusaciones, parece entroncar con unas irregularidades que la dirección del propio partido en Madrid se encargó de subrayar. Mal comienzo pues para la puesta de largo en la urbe naval de la formación que todas las encuestas sitúan como alternativa rupturista al tradicional bipartidismo y que, por lo que se ve, también está sujeta a las veleidades de otras alternativas en cuanto a prácticas no democráticas. Lo demuestra el hecho de que se constanten tanto la multiplicidad de inscripciones como que se hayan utilizado al menos 150 números de móvil consecutivos en la votación telemática. La participación ciudadana, eje conductor de la formación de Pablo Iglesias, queda en entredicho bajo esta perspectiva al menos en Ferrol. La simple sospecha, convertida en realidad teniendo en cuenta tan elevado porcentaje de irregularidades, debe determinar la repetición de las votaciones si lo que se quiere es transmitir un cambio de modelo basado en la transparencia. Los hechos hablan por sí solos.

¿PODEMOS EN FERROL?