Las guerras que pagamos nosotros

|

Trump es como el caballo de Atila, del que se decía que por donde pasaba no volvía a crecer la hierba. No está muy claro qué rara enfermedad contagiosa tendría el equino en sus cascos, pero el presidente norteamericano nos está acostumbrando a iniciar guerras que acabamos pagando los demás. Su ocurrencia de enzarzarse en una contienda arancelaria con los chinos (rival duro se fue a buscar) le ha costado al Ibex español la friolera de 15.000 millones de euros y lo peor es que los expertos creen que como el presidente naranja de los Estados Unidos siga insistiendo en su idea, la cosa puede ir a mucho peor.

Las guerras que pagamos nosotros