El crédito

|

De lo que dijo, sólo una frase: “Di crédito al sr. Bárcenas, me equivoqué”.
Sí, sr. Rajoy, y ahora también, porque quien daba “crédito” a vd. y otros era Bárcenas. Y ahora cambio de ese tema a otro que va de lo mismo. Dicen que la corrupción nos cuesta 40.000 millones de euros al año. ¿Coincidencia?
La misma cantidad que nos costó salvar a los bancos podridos, con dinero que nos “prestó” el BCE. Bancos que no dan crédito ni a Dios, porque invierten en deuda pública, con interés asegurado, pero no a empresas, emprendedores ni autónomos; por eso vamos de culo. Con 40.000 millones al año, cualquier gobierno –incluido el de ahora– podría hacer virguerías sin descalabrar la vida a los españoles con recortes injustos y salvajes.
No hablo de otros países, corruptos o no, porque vivo en este. Aquí hay que coger la alfombra, sacudirla, y mandar toda la basura a la calle. O ahostiarla bien con una palmeta.

 

El crédito