Planes destructores

|

No cabe duda que la situación de Ferrol Vello –y amenazante para el centro de la ciudad– es preocupante y de muy difícil y eficaz solución. Y conste que me gustaría que el núcleo fundacional de Ferrol recobrase el esplendor de antaño, lo que no va ser fácil al haber desparecido todo lo referente a la Armada, cuartel de instrucción, paso de trabajadores de Bazán de la “otra banda de la ría” viajando en las lanchas, etc. De nada valen estos planes especiales de protección que- la experiencia lo demuestra- sirven precisamente para lo contrario de lo que se pretende: al proteger ponen impedimentos desincentivadores sin cuento para rehabilitar o invertir, siendo mucho más fácil hacerlo en los ensanches. La solución para Ferrol Vello tiene que venir de la inversión pública, construyendo o reconstruyendo y revitalizando la zona. Así se ha hecho en otras ciudades y el resultado ha sido bueno. ¿Por qué aquí no puede serlo también? Querer es poder. Y más ante tiempos electorales.

 

Planes destructores