“CANTABRIA”: VUELTA A CASA POR NAVIDAD

|

Puede sonar un tópico, pero mejor momento para el retorno del “Cantabria” a su base ferrolana no hubiese encontrado fechas tan apropiadas, en que las familias vuelven a verse, no en pocas ocasiones por una única vez al año. El “Cantabria” porta  ya en su bandera, en sentido metafórico, el despliegue más prolongado que ha acometido la historia reciente de la Armada Española con casi un año lejos de casa. Pese a que sus dotaciones fueron relevadas, lo que alivió en parte la ausencia, el tiempo transcurrido contribuyó sin duda a hacer de ayer, una de las muchas que los navíos de guerra con base en esta ciudad han protagonizado ya, una jornada con especial emotividad, vivida con ansiedad tanto por los tripulantes como por los numerosos familiares y amigos que los recibieron. Desde que hace poco más de veinte años, la Armada Española iniciase despliegues en trascendentales actuaciones de paz, control de la piratería, apoyo a tropas terrestres propias y de otras fuerzas, respaldo a operaciones de ayuda y un largo etcétera, la profesionalidad de todas las clases de jefes, oficiales, suboficiales y marinería ha corrido pareja a la cada vez más intensa participación en múltiples frentes, todos ellos alejados de la intervención armada propiamente dicha. Sin olvidarse de la de otros cuerpos de las Fuerzas Armadas, son posiblemente ellos los que más sacrificada vivencia, por sus especiales características, han tenido. ¡Bienvenidos a casa!

“CANTABRIA”: VUELTA A CASA POR NAVIDAD