LOS GRANDES PISAN A LOS PEQUEÑOS

|

¿Por qué los gobiernos tienen tanto interés en la concentración de grandes grupos económicos? Lehman Brothers, Bear Stearn y Bankia... Grandes grupos grandes desastres, que nos arrastraron a la ruina. Los supervisores, auditoras y agencias de calificación las dieron por buenas hasta la ruina. Los timos de los humanoides corruptos que salieron forrados, mientras que los demás estamos pagando las consecuencias de la crisis y salvando a los culpables con nuestros impuestos. No pagan los responsables. Después de engañarnos.

La globalización elimina la competencia, la capacidad y mérito. A la falta de valía se unieron la codicia y el derroche para la crisis perfecta. Todo junto contra la economía social. Ahí están los resultados: estafas, quiebras, paro, crisis económica y de valores. Mientras, el gobernador del Banco de España y supervisor de las cajas y bancos imploraba que había que contener los salarios, olvidando que los directivos arruinaron esas entidades. Cuando quebró el Lehman, afirmó que los bancos españoles no tenían productos tóxicos.

Los gobiernos no pintan nada ante estos grupos económicos que lo destrozan todo con sus especulaciones, creadores de crisis, pero no anulan los paraísos fiscales, refugio de saqueadores. Para hacer política hay que tener autonomía económica. Hagan negocio, señores, pero no dejen a millones de personas en la miseria. Estos especuladores son como el sapo, al que se le pone un pitillo encendido en la boca, no para hasta que revienta.

LOS GRANDES PISAN A LOS PEQUEÑOS