Hoy por hoy

|

O  mañana por mañana ¿a quién no se le pasó declarar una herencia a hacienda, durante 34 años? Pues al Jordi también. Pero hete aquí que, un día vínole memoria della, porque una voz (quizá  procedente de Monserrat,  ¿tal vez la Moreneta? o un faisanazo de alguien de Hacienda), díjole lúgubre:  Joordi, Joordi, te quieren poder, con jota. —¿A mí, quién, dónde, cuándo, y por qué? dijo el Jordi. —Pues por lo de la herencia, díjole la voz lúgubre. ¡Carallo (o como se diga en catalán), pues se me había pasado! Y el Jordi corrió a regularizar su situación ante Montoro, (que luego dijo que ya estaba investigando lo del Jordi Pujol, sin aclarar si se trataba del padre, el hijo, o el Espíritu Santo).
Y es que no es lo mismo que te trinque Hacienda con la herencia sin declarar, que es un delito, a que antes tú la regularices “voluntariamente”, que es falta administrativa. Uds. pensarán que soy un malpensado. Pues sí.                                       

 

Hoy por hoy