Un tramo que sí existe

|

Compras un yogur en el súper y como te descuides se pasa la fecha de caducidad y aún no te lo has zampado. Si eres valiente, tiras pa’lante y te lo comes, pero como seas un poco cobardica va de cabeza al cubo de la basura. Eso sí, después de la oportuna separación; por un lado, el contenido y, por otro, el envase. No vaya a ser que te coja un inspector do lixo y te meta una multa. En cambio, la niebla en el tramo de la A-8 que discurre por el alto do Fiouco, allá por Mondoñedo, carece de fecha de caducidad. No es que alguien se olvidase de ponérsela, sino que Fomento fija una y cuando está a punto de vencer establece otra. Esa situación ha provocado que entre los conductores se extendiese la idea de que el tramo no existe, pues cada vez que pretenden circular por él se encuentran con que supuestamente está cerrado por niebla y son desviados a una carretera convencional. Sin embargo, la impresión es falsa, pues la Guardia Civil cazó a un automovilista que transitaba por él cuando estaba pechado y lo hacía con el carné retirado y sin seguro. Anda, pues va a ser que existe.

Un tramo que sí existe