Hacer política es más que tuitear

|

Andan Abascal y los suyos fuera de sí porque la red social Twitter ha decidido cerrar su cuenta después de considerar que incitaba al odio. Están tan de los nervios que se han querellado contra la compañía y solicitan que el juez determine la reapertura de la misma forma cautelar. La verdad es que es posible que Vox tenga razón, al fin y al cabo las burradas que suelen colgar en la red del pajarito no son ni más graves ni más “odiantes” que el 90% de los mensajes que se pueden leer en cualquier momento. Sin embargo, parece que hacer política debe ser algo más serio que dedicarse a colgar tuits.

Hacer política es más que tuitear