Baltar se libra por los pelos de tener que renunciar a su cargo

|


JOSÉ Manuel Baltar por fin puede respirar tranquilo. Ha visto como las balas pasaban cerca de su cuerpo silbando ávidas de sangre, pero, al final, su suerte le ha servido para evitar la muerte (política, por supuesto). Y es que mucho se especuló con que si el PP firmaba el pacto anticorrupción con Ciudadanos, una de las primeras cabezas en ser cortada sería la del presidente de la Diputación ourensana. Sin embargo, desde la formación de Albert Rivera han aclarado que solo se pedirá la renuncia de los cargos estatales que estén imputados, ya que hacerlo en las autonomías y en los ayuntamientos supondría “una pequeña revolución”. Es decir que la magnitud del imputamiento nacional permite a Baltar seguir en el machito.

Baltar se libra por los pelos de tener que renunciar a su cargo