Un San Juan que se salda con un susto y sin problemas graves

|


EL San Juan coruñés pasó sin incidentes de relevancia, más allá del tonto que desafió a la Policía y se metió en el mar, lo que provocó un momento de angustia y el paso por el hospital de algunos agentes aquejados de una fuerte hipotermia. Ya se sabe que descerebrados los hay en todos lados así que, sin tener en cuenta ese detalle y el camionero ebrio que empotró su vehículo en el túnel de María Pita convirtiendo el tráfico nocturno en la noche más loca coruñesa en una auténtica pesadilla, se puede decir que todo fue bien. Eso sí, hay quien asegura que a esta tranquilidad ayudó la lluvia vespertina que hizo que muchos optaran por no bajar a la playa y quedarse en sus casas asando las sardinas en el horno. Incluso, los servicios de limpieza tuvieron que retirar menos restos de los arenales.

Un San Juan que se salda con un susto y sin problemas graves