Podemos Galicia salta por los aires para quedar como estaba

|


SE aproximan unas elecciones, en este caso las autonómicas. Y como sucede cada vez que hay cerca una cita con las urnas, la jaula de grillos de Podemos Galicia se agita hasta que el ruido se torna ensordecedor. Aparecen grupos críticos por doquier y, como nadie tiene muy claras cuáles son las estructuras de poder interno en ese partido, cada comunicado resuena como si se tratara del fin de la formación. Al final, hasta los más rebeldes son bien mandadiños y se pliegan sin rechistar a lo que decide Madrid, que para eso Pablo Iglesias es el macho alfa y presume de ello cada vez que puede. Siendo sinceros, nadie se cree, a estas alturas, que la formación morada se vaya a desmarcar de las mareas y concurrir por libre a las autonómicas de octubre.

Podemos Galicia salta por los aires para quedar como estaba