El pleno más absurdo del mundo

|


LA alcaldesa de Sarria, la socialista Pilar López, es una mujer peculiar. Su silla se mueve mucho, no por las réplicas de los tremores tan habituales en Triacastela, sino porque la oposición la pone cada dos por tres al borde de la dimisión derrotándola en los plenos. Una de esas victorias del PP y Compromiso por Galicia obliga a la regidora a celebrar una sesión plenaria cada mes y no cada dos meses como ocurría antes. En cumplimiento de ese acuerdo, López ha convocado para hoy un pleno, pero casualmente el orden del día no incluye ningún asunto, para indignación de los populares, que habían presentado dos mociones y que la regidora decidió dejar fuera. ¿Es peculiar o no?

El pleno más absurdo del mundo