Tres detenidos en Narón por formar parte de una red de venta ilícita de televisión de pago

La Policía se incautó del material empleado para la actividad ilegal | mdi
|

Tres vecinos de Narón fueron detenidos en el marco de una operación de la Policía Nacional para la desarticulación de una organización dedicada, presuntamente, a la venta ilegal de televisión de pago por internet.


Los implicados naroneses formarían parte de una red a nivel nacional, en la que se incluyen también un individuo de Mataró –Barcelona–, que sería el proveedor de contenidos, y otro de Madrid. Los implicados de Narón y Madrid serían los revendedores del producto.


Paralelamente a las detenciones en los tres puntos de España se llevaron a cabo registros en los que se intervinieron, según se informó desde el instituto armado, diez decodificadores, siete teléfonos móviles de alta gama, dos ordenadores, dos tablets, 28 critpodivisas Ethereum y una cuantía de 1.250 euros en efectivo.


La amplitud geográfica de la estafa y la facilidad de llevarla a cabo a través de internet hace que se estime que se hayan visto afectados por la misma en torno a 20.000 usuarios, además de haberse obtenido con dicha operación ganancias ilícitas de en torno a un millón de euros anuales.


La investigación comenzó a principios de 2020 cuando los agentes recibieron una denuncia donde se ponía en conocimiento la comercialización ilícita de ese tipo de contenidos. Una vez recibida la denuncia se logró identificar a las personas implicadas y, tras analizar el flujo de pagos que existía entre los distintos investigados, se logró constatar que uno de ellos era el principal elemento de la organización criminal –el vecino de Mataró–. Este había creado una infraestructura para difundir la señal de televisión que facilitaba a los otros implicados, encargados de revenderla a los usuarios finales por un precio más elevado.


Una vez que se consiguió la localización de los miembros de la organización y desentrañar las relaciones que existían entre ellos y el papel que desempeñaban, se solicitó el registro de los domicilios.


En Mataró se localizó la infraestructura que tenía montada para difundir la señal, y en la que mezclaba contenidos que obtenía él mismo a través de una antena parabólica o de decodificadores, con otros que compraba a proveedores tanto nacionales como extranjeros.


Los investigadores confirmaron que el detenido de Mataró tenía montado el sistema de manera muy profesional, ofreciendo incluso dos servicios diferentes de televisión, uno con más canales y calidad que el otro, para adecuarse a los diferentes tipos de clientes, que no eran los finales, ya que de estos se ocupaban los implicados de Narón y Madrid, que ofrecían servicios por unos 50 euros por cliente. 

Tres detenidos en Narón por formar parte de una red de venta ilícita de televisión de pago