Sota, caballo y rey

|

No creo que sepamos nunca cuanta arbitrariedad policial ha existido durante el estado de alarma, pero sospecho que ha debido ser mucha, porque tenemos unas fuerzas policiales que siendo tan susceptibles como las de cualquier otra nación, tuvieron la prerrogativa legal de interpretar, si conductas que podrían estar amparadas en los derechos de expresión y manifestación fueron faltas de respeto a su autoridad, y digo a la suya, porque a la hora de impedir que se tiren piedras contra la casa del vicepresidente de gobierno, que aunque rojillo también es autoridad, parece que sólo se esforzaron lo justo, tal vez por el avance de la extrema derecha en sus filas.


Hablando de Vox, ojo al resultado que hoy sacará en Cataluña mezclando propuestas simplistas (separatistas a prisión), cabezas de turco (expulsión de musulmanes) y demagogia (no pasa nada por abrir los bares): sota, caballo y rey.

Sota, caballo y rey