El Racing empieza una nueva etapa

El Racing espera desquitarse de la mala imagen que dio el pasado domingo frente al Salamanca | jorge meis
|

Empieza hoy una nueva etapa para el Racing. Cuatro días después de que Emilio Larraz fuese destituido, y tres desde que Cristóbal Parralo tomase los mandos de la nave racinguista, el partido que enfrenta al equipo ferrolano con el Compostela esta tarde –19.00 horas, Vero Boquete de San Lázaro– supone el estreno del entrenador cordobés. Será el primero de los seis que al cuadro verde le restan de una primera fase en la que esperar acabar entre los tres primeros para seguir con opciones de luchar por el ascenso a Segunda.


Igual que en muchos otros de los partidos que se juegan en la segunda vuelta de una liga regular, en el de esta tarde se ponen más de tres puntos en juego. Esa es la distancia que separa a los dos contendientes, así que una victoria del Compostela le hará aventajar en seis –más del “average”– a la escuadra de la ciudad naval. En cambio, un triunfo racinguista le permitiría adelantar a este rival –y aún con una bala en la recámara–, mientras que un empate dejaría las cosas tal y como están, aunque con una jornada menos por jugarse.


Intenciones

Tres sesiones ha dirigido Cristóbal Parralo al Racing desde que se hiciese cargo del equipo ferrolano y eso no aventura demasiados cambios para el partido de hoy con respecto a lo que venía siendo habitual. El técnico cordobés, eso sí, espera que se vayan viendo pinceladas de lo que pretende para el cuadro verde que, por lo visto estos días, puede suponer una mayor utilización de las bandas, aunque partiendo de la base del orden, la intensidad y el compromiso que ya se tenían como mandamiento en le etapa de Emilio Larraz.


Sacar a la luz su mejor versión será la manera de que el Racing haga frente al equipo que se ha caracterizado por hacer un mejor juego de todo el subgrupo 1-A. Los verdes, sin embargo, confían en hacer gala de la calidad de sus futbolistas para hacerse con los tres puntos y, además, recuperar el estado de ánimo de cara al tramo final de la primera fase.

El Racing empieza una nueva etapa