La lluvia caída en Ferrol deja un nuevo récord de agua acumulada 

As Forcadas tiene actualmente acumulados ocho hectómetros cúbicos de los 11 de que dispone el embalse | jorge meis
|

No ha nevado ni las borrascas han causado destrozos significativos, eso sí la lluvia ha sido constante en Ferrol hasta tal punto que hasta la jornada de ayer no ha habido ni un solo día de lo que va de este mes sin agua.


Aunque los datos finales no se conocerán hasta que concluya febrero, ya ha llovido tantos días como en otros meses de invierno enteros.


En estos primeros días de febrero se han recogido en Ferrol 154 litros por metros cuadrado, una cifra muy superior ya a la de los meses de febrero de años pasados. Así, en el mismo mes completo del año 2020 cayeron en la ciudad naval tan solo 66 litros por metro cuadrado, siendo la jornada más lluviosa aquella en la que se recogieron 19,8 litros, frente a los 58,7 que cayeron el jueves de esta misma semana.


Las lluvias no solo fueron constantes sino profusas. Los 58,7 litros por metro cuadrado recogidos en una sola jornada no se repitieron ningún día de los últimos 20 años en el mes de febrero.


Así, solo el día 16 de febrero de 2018 se dio una cifra de casi 40 litros, aun así muy alejada de la caída esta semana.


Pese a los avisos de borrascas y vientos, este mes no ha soplado tanto aire como en febreros pasados, siendo la lluvia la auténtica protagonista de los partes meteorológicos.


El agua caída ha tenido repercusión también en los caudales de los ríos y así ha habido ya advertencias de posibles inundaciones.


Ante esta situación de los primeros 12 días el mes, ha estado activo el plan Inungal de la Xunta, un plan especial de riesgo por inundación ante la subida del caudal en algunos ríos.


Actualmente, pese a que las lluvias han remitido en las últimas 24 horas –se alerta de que hoy mismo podrían reactivarse las lluvias, aunque de carácter leve–, se mantienen bajo vigilancia, en lo que se refiere a las comarcas de Ferrol, Eume y Ortegal, los cauces de los ríos Xuvia, en el concello de San Sadurniño, y Mera, en Ortigueira. Estos cursos están presentando un crecimiento significativo de los caudales, por lo que pueden producirse crecidas puntuales.


Asimismo, el Centro Integrado de Atención a las Emergencias –Ciae– ha sido informado de la situación de otros cursos fluviales en estas comarcas, como el del río Cádavo, en Fene.


Para controlar estas posibles crecidas puntuales y los lechos de los ríos más afectados, están en marcha operativos de las agrupaciones de Protección Civil para comprobar la situación y revisar las zonas afectadas.


Desde el 112 se recuerda a la población “la necesidad de incrementar a precaución, principalmente en las carreteras y vías secundarias próximas a puentes o torrentes pues la subida repentina de caudal puede provocar dificultades en la circulación”.


El embalse de As Forcadas, que nutre la comarca, se encuentra al 80% de su ocupación
No habrá problemas de suministro de agua en bastante tiempo dada la alta capacidad de acumulación del embalse que nutre los concellos de la zona, el de As Forcadas. Actualmente el embalse se encuentra con un volumen total de algo más de ocho hectómetros cúbicos, con una ocupación del 80,29%. Aunque la sequía afecta a la capacidad de los embalses, las fuertes lluvias de este mes no hacen que el porcentaje de ocupación sea superior al de otros años. Así, en estas mismas fechas, hay que remontarse a 2016 para tener un porcentaje similar, los años posteriores hasta este 2021, el porcentaje de agua acumulada era superior. En todo caso, siempre se ha situado en los últimos febreros en una horquilla de entre el 80 y el 83 %.

La lluvia caída en Ferrol deja un nuevo récord de agua acumulada