620 kilómetros en bici para luchar contra el cáncer

A su llegada a Curuxeiras el equipo fue recibido por miembros de la delegación ferrolana de la AECC | jorge meis
|

El pelotón que integraba el reto “Pedaladas solidarias” llegó ayer al muelle de Curuxeiras sobre las 16.30 horas, tras recorrer los cerca de 620 kilómetros que separan Logroño de la ciudad naval por un objetivo claro: recaudar apoyos para la investigación contra el cáncer a través de la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC). Así, aunque salieron nueve ciclistas de la capital riojana, solo seis llegaron a la meta –tres realizaron únicamente la primera etapa–, los cuales estuvieron arropados durante el duro trayecto.
“La etapa más dura fue la de ayer –por el sábado–. Aparte del cansancio acumulado del primer día, donde realizamos 240 kilómetros hasta Sahagún, nos pilló la tormenta y no podíamos parar porque nos enfriábamos... Pero nunca perdimos la sonrisa y la gente, cuando conocía la causa, siempre nos animaba”, indica el promotor de la idea Víctor López, un policía nacional vecino de Aranga destinado en Logroño, donde vive con su mujer ferrolana Marta –quien acompañó al equipo en el vehículo de apoyo–.

En Betanzos recibieron el respaldo del grupo motero Águilas Verdes, que los escoltó hasta Ferrol, donde les esperaban más compañeros que hasta cortaron el tráfico para facilitar su llegada a la meta, donde les esperaban miembros de la delegación ferrolana de la AECC.
Aunque el objetivo de la prueba era conseguir 5.000 euros –0,05 euros el kilómetro, lo que suponía 31 euros por cada donante–, el resultado final fue de 3.852 euros aunque la cantidad no es algo que preocupe demasiado a López. “Nos marcamos un objetivo alto y había que poner una cifra exacta en la página que recogía las donaciones, pero lo importante siempre es aportar algo a la causa y esta iniciativa simplemente era un aliciente para que la gente se anime a donar para la lucha contra el cáncer”, destaca l

620 kilómetros en bici para luchar contra el cáncer