Rubén Comesaña será duda para el debut liguero ante el Tropezón

rubén comesaña, durante el encuentro disputado el pasado sábado contra la ponferradina luis polo
|

 El Racing dispone de una plantilla de solo diecisiete jugadores y algunos de ellos se encuentran con problemas físicos, por lo que no se sabe seguro con cuántos va a poder afrontar la primera jornada de liga el domingo 25 de agosto en tierras cántabras. En principio, en el club están pendientes de conseguir un par de cesiones, ya que a José Manuel Aira le gustaría poder contar con otro futbolista para la banda izquierda del mediocampo, así como otro mediapunta o delantero diferente a los que hay.
Este es un repaso de cómo se encuentran los componentes de la plantilla racinguista que arrastran problemas físicos de la mano del preparador físico del equipo ferrolano, Fran Beade.

Rubén Comesaña
El defensa vigués sufrió un duro golpe en la contienda que el cuadro verde disputó el pasado lunes frente al Compostela. Las pruebas a las que fue sometido demostraron que solo sufre un fuerte golpe en el empeine, pero el médico del club, Carlos Brage, comenta que “va a estar en fase de descarga, sin apoyar el pie, hasta el lunes y luego veremos cómo está. Ahora mismo podemos decir que es seria duda para el primer encuentro de liga”.
En los mismos términos se expresa el preparador físico, que dice que “la contusión le impide entrenar y hay que ver cómo responde en los próximos días. El martes intentaremos que se integre a los entrenamientos y, dependiendo de las molestias, podremos comprobar si estará listo para Cantabria o si tendrá que esperar una semana más”.

Pablo Rey
El capitán racinguista apenas ha participado en los encuentros de la pretemporada. En los últimos días ya se ha integrado en el grupo con normalidad y, por eso, Fran Beade comenta que “en principio está para jugar y es posible que probemos en los partidos del fin de semana. Esperemos que no se resienta y que ya pueda estar preparado para empezar la liga”. Pablo necesita coger ritmo y por eso le vendrá bien disponer de muchos minutos en las dos confrontaciones ante el Galicia de Mugardos –el sábado– y Betanzos –el domingo–.

Fernando Pumar
El defensa ourensano continúa recuperándose de la intervención quirúrgica a la que fue sometido al final de la pasada campaña para reparar los problemas en un hombro. El próximo día 4 de septiembre tendrá que pasar consulta con el doctor Arriaza –que fue el que lo operó– y, si todo transcurre con normalidad, le dará el alta y ya podría estar a total disposición del técnico. De esa forma, como muy pronto, Pumar podrá reaparecer en la tercera jornada de competición.
Fran Beade comenta sobre el zaguero que “ya está trabajando con el grupo, pero todavía no puede participar en las fases de contacto, ya que se encuentra fortaleciendo la musculatura del hombro. Pero en el momento que reciba el alta ya estará en condiciones, aunque tendrá que ir cogiendo ritmo de partidos poco a poco, ya que lleva varios meses sin jugar, aunque él coge la forma con bastante velocidad”.
Con este panorama, es bastante probable que, salvo que llegue alguna nueva incorporación antes de que se inicie la competición, el cuadro verde disponga solo de quince futbolistas de la primera plantilla, lo que obligaría a convocar a uno de los juveniles que trabajan con el equipo o alguno del Galicia de Mugardos. En ese caso, Carlos López y Amil son los que más opciones tienen de completar la primera convocatoria de la temporada. n

Rubén Comesaña será duda para el debut liguero ante el Tropezón