En Marea condiciona un pacto postelectoral a una solución definitiva para Alcoa

11 marzo 2019 A Coruña.- El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, procalmó durante un acto político celebrado en el colegio San Francisco Javier que su Gobierno había asegurado el futuro de la plantilla de Alcoa co
|

"Esa solución pasa por aceptar las alegaciones que hemos presentado al estatuto del consumidor electrointensivo, en las que exigimos una nueva regulación del sector eléctrico y vincular la inversión al mantenimiento de puestos de trabajo", ha asegurado Villares en declaraciones a la prensa tras reunirse con el comité de empresa de Alcoa en A Coruña.

El portavoz de En Marea ha precisado que apoyarán "todas aquellas medidas que supongan reforzar la idea de ofrecer inversiones condicionadas a garantizar los puestos de trabajo y la competitividad en el futuro de la empresa y el sector.

"También es necesaria una nueva regulación del sector eléctrico que acabe con los privilegios de las grandes eléctricas y permita ofrecer precios competitivos a la industria que genera riqueza y puestos de trabajo en nuestro país, permitiendo que Alcoa, Ferroatlántica y muchas otras sean viables", ha precisado Villares.

El líder de la formación rupturista ha señalado que esta iniciativa "también impediría la estafa en los recibos de la luz que asfixia a finales de mes a cada familia", una situación que "sólo se puede solucionar acabando con el oligopolio de las grandes eléctricas".

El presidente del comité de empresa de Alcoa en A Coruña, Juan Carlos Corbacho, ha manifestado su conformidad con las propuestas de En Marea, si bien ha afirmado que "todavía queda mucho por hacer y por solucionar" en el estatuto del consumidor electrointensivo, cuyo contenido es fundamental para el futuro de la empresa.

"El estatuto tiene que tener un gran contenido para que tengamos las máximas posibilidades de sacar las fábricas adelante; si no somos capaces de conseguir que esto sea así, tendremos muchas dificultades", ha apuntado el representante de los trabajadores.

Con respecto a los anuncios de la aparición de posibles inversores, Corbacho se ha mostrado cauto, ya que esto "no significa nada" porque "mañana nos podemos quedar sin nada" en caso de no hacer "un buen trabajo" a la hora de mejorar la competitividad de la planta.

"Queremos un plan industrial de futuro, un plan como Dios manda, no queremos un inversor que venga a especular y compre las plantas para terminar cerrándolas", ha añadido el presidente del comité de empresa, quien ha avanzado que en los próximos días continuarán las reuniones de trabajo con los diferentes partidos políticos.

Al mismo tiempo, Corbacho ha advertido de que la lucha de los trabajadores "no termina el 28 de abril", sino que el próximo Gobierno "va a tener mucho trabajo para terminar de elaborar el mejor escenario posible para que la industria siga siendo el motor del país".

En Marea condiciona un pacto postelectoral a una solución definitiva para Alcoa