Una partida de 150.000 euros para hacer frente a las nóminas atrasadas

|

El pleno del Concello de Ferrol aprobará hoy la habilitación de 150.000 euros que se sumarán la subvención anual al Consorcio Pro-Feiras e Exposicións, que era de 120.000 euros. De las arcas municipales habrán salido este año, si nuevas medidas no aumentan esta cuantía, un total de 770.000 euros para el recinto de FIMO.
La mayor parte de esa cantidad, 500.000 euros, corresponden a la ampliación de capital que se está tramitando en el organismo y con la que se ha hecho frente –a través de un crédito puente– a las indemnizaciones por cinco despidos realizados durante la presidencia de Xoán Gato y a las nueve nóminas que se adeudaba a la plantilla antes de verano. Como se ha vuelto a poner de manifiesto en las últimas semanas no ha sido más que un parche, puesto que los trabajadores vuelven a tener cuatro mensualidades atrasadas y, según denunciaron recientemente, el recinto ha vuelto a sufrir cortes de luz y de teléfono por el impago de las facturas.
El objetivo del Concello, recordó ayer el concejal Alejandro Langtry, es detener la “sangría” y aplicar medidas que den viabilidad futura al recinto.

Una partida de 150.000 euros para hacer frente a las nóminas atrasadas