Las ediles no adscritas expulsadas del grupo socialista no devolverán su acta

El mandato comenzó con las ediles María Fernández y Rosa Méndez en el grupo municipal socialista | archivo ec
|

La reclamación del PSdeG a través de su secretario de Organización, José Antonio Quiroga, de la devolución de las actas de concejala a las dos ediles socialistas Rosa Méndez y María Fernández que permanecen en el grupo de gobierno como no adscritas no surtirá efecto, tal y como ayer confirmó la responsable del área de Urbanismo, María Fernández.
La edil manifestó que el PSOE “debería preocuparse más por la ciudad y no por las personas”, asegurando que su labor en el gobierno le permite hacer un trabajo por la ciudad. Asimismo, indicó que “me parece un desacierto a estas alturas que se preocupen por algo que sucedió hace dos años y que fue un fracaso político para el partido”.
La edil, que recordó que el acta es de su propiedad y no del partido, indicó, sin embargo, que “respeto al PSOE, pero considero que están mal asesorados en este tema y mal documentados”.
También el tercer teniente de alcalde, Suso Basterrechea, se refirió ayer a esta cuestión y aunque no quiso entrar en el fondo de la cuestión de la vida interna de otras fuerzas políticas, sí mostró su respeto hacia las dos concejalas porque “cremos que as asiste a razón”. Basterrechea señaló que el tema de la ruptura del pacto de gobierno con el PSOE “esta resolto pola nosa banda” y reconoció que ahora es necesario buscar puntos de encuentro y no de fricción con las fuerzas progresistas “que van ser necesarias para manter o goberno local e tamén o estatal, así como para acadar a Xunta”. Por eso mostró su respeto “máximo” hacia el PSOE y apuntó que estas cuestiones deben solucionarse “en clave interna do partido”.
En este sentido, desde la agrupación local socialista, se mostró ayer la satisfacción por “o respecto á democracia, ás urnas e a votade dos votantes socialistas que viron como dúas actas eran sustraídas por outra forza política”.
La secretaria general, Beatriz Sestayo, manifestó su confianza en “un xesto de respecto e lealdade que, aunque tardíamente, permita dotar ao PSOE da representación dada pola cidadanía nas urnas”. Las ediles fueron declaradas “tránsfugas” en el congreso socialista, por la unanimidad del plenario,. en el que salió elegido Gonzalo Caballero. l

Las ediles no adscritas expulsadas del grupo socialista no devolverán su acta