Endesa y la Fundación Ronsel firman un acuerdo para ayudar a la reactivación económica de Galicia

Momento de la firma del acuerdo en las instalaciones de Endesa, en As Pontes | cedida
|

Endesa, representada por su director general del área Noroeste, Miguel Temboury, y la Fundación Ronsel, comandada por su director, Luis García, firmaron ayer un acuerdo de colaboración de cara a incentivar el tejido económico de Galicia. La iniciativa, desarrollada por la eléctrica junto a la organización Youth Business Spain (YBS) –la mencionada entidad es su socio local en la comunidad–, tiene como objetivo la reactivación empresarial de la zona mediante diferentes acciones.

Por una parte, se tratará de ayudar a unas 75 pequeñas y medianas empresas y profesionales autónomos mediante formación y asesoramiento –en algunos casos incluso con mentorías particulares–, como seminarios telemáticos de digitalización de actividades productivas; o ponencias sobre desarrollo de competencias personales para la adaptación a situaciones de incertidumbre.

Por otro lado, desde la Fundación Rosel se ha aportado una dotación de 54.000 euros para el establecimiento de una línea especial de microcréditos. Estos, según se explicó durante la rúbrica del acuerdo, tendrán un importe de hasta 5.000 euros –la media se estima en unos 3.000–, con un tipo nominal del 0% y que podrán devolverse en 24 meses.

Además, el acuerdo contempla un fondo de emergencia de ayudas no reembolsables, que oscilarán entre los 300 y los 500 euros, destinadas a “impulsar negocios en los casos más vulnerables”, tal y como apuntaron fuentes de la compañía.

En cuanto al perfil de los profesionales que pueden optar a estas ayudas y microcréditos, el acuerdo señala que serán personas “con un negocio en marcha que esté pasando dificultades”, dando una mayor preferencia a aquellos colectivos más vulnerables –menores de 35 años y mayores de 55; mujeres; inmigrantes; personas con movilidad reducida; o pertenecientes a colectivos minoritarios–. Las dotaciones económicas, además, se dirigirán principalmente a sufragar “proyectos de autoempleo, empresas unipersonales o de dos socios y de hasta cinco empleados”.

Tras la firma del acuerdo, Temboury destacó el papel de las empresas como “el engranaje en el motor de la recuperación”, dado que tienen la capacidad de “liberar todo su potencial inversor para impulsar el crecimiento”. Del mismo modo, el director general hizo hincapié en la importancia de dar soporte a estas iniciativas dado el enorme impacto que la pandemia de coronavirus ha tenido y sigue teniendo.

Endesa y la Fundación Ronsel firman un acuerdo para ayudar a la reactivación económica de Galicia