Rajoy promete que no le temblará la mano si descubre irregularidades

mariano rajoy defiende la integridad de su partido durante la clausura de su reunión intermunicipal efe
|

El presidente del Gobierno y del PP, Mariano Rajoy, prometió ayer que no le “temblará la mano” si alguna vez tiene conocimiento de que se cometen irregularidades en su partido, porque es su responsabilidad garantizar que el PP “se siga comportando y siga siendo percibido así por la ciudadanía”.

Así aludió Rajoy, durante su discurso de clausura en la reunión Intermunicipal del PP, a la que llamó “lamentable polémica” en la que está inmerso su partido debido al descubrimiento de las cuentas suizas de su extesorero Luis Bárcenas o a las informaciones que apuntan que hubo sobresueldos en dinero negro, lo que la dirección ha negado.

Rajoy pidió a los representantes populares que estén “tranquilos” porque el partido “siempre reaccionó con transparencia o rigor cuando estuvo en cuestión” y siempre actuó “en consecuencia” ante “comportamientos irregulares”.

En su discurso, Rajoy nombró a la actual secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, y a sus dos predecesores inmediatos en el cargo –Javier Arenas y Ángel Acebes– para destacar la trayectoria de “honradez y dedicación” de estos tres dirigentes, que el viernes, recordó, dijeron “claramente” que las cuentas del partido “se han ajustado a la legalidad y no se ha producido irregularidad alguna”.

Además, y en clara alusión a Bárcenas, Rajoy recordó que “hay personas que estaban asumiendo unas responsabilidades y que ahora ya no están en el partido” porque el PP “actuó y se adoptaron las responsabilidades políticas”.

El asunto, ha concluido, está en los tribunales y “eso debe ser motivo de tranquilidad”, y aseguró que ahora debe actuar la Justicia, que cuenta con “el apoyo” del partido.

Durante su intervención, Mariano Rajoy, también afirmó que las políticas reformistas emprendidas hace un año permitieron que la economía española inicie 2013 con unos “fundamentos enormemente distintos”, y aseguró que en 2014 habrá crecimiento y creación de empleo.

Rajoy matizó que sería “una insensatez” decir que “todo está hecho” y que el camino va a ser “fácil a partir de ahora”, “porque, advirtió, mientras millones de personas sigan buscando trabajando y no lo encuentren no podemos detenernos”.

Rajoy subrayó que el Gobierno “no va a flaquear” y va a continuar los próximos años con la misma política reformista que ha permitido “dejar atrás” un año 2012 “muy difícil” e iniciar 2013 con unos fundamentos económicos “muy distintos”.

 

Rajoy promete que no le temblará la mano si descubre irregularidades