El problema de calefacción de la biblioteca se traslada al Concello

El Palacio Municipal tiene estropeada la caldera que data de hace sesenta años | c.r.
|

Las instalaciones municipales no han podido afrontar la ola de frío con buena temperatura ambiente y desde que comenzó el año ha habido quejas tanto en las instalaciones deportivas como en edificios de servicios como la biblioteca central, de la plaza de España.

Tras quince días sin calefacción, la biblioteca recuperó ayer el servicio, cuya avería se debía a problemas en la caldera. El suministro de las piezas necesarias se demoró tanto que no fue hasta ayer cuando se solventó el problema.

Este, sin embargo, se hace extensivo ahora a otras instalaciones como el Palacio Municipal, donde tampoco se dispone de calefacción por problemas con la caldera.
El alcalde, Jorge Suárez, manifestaba ayer a este respecto que “se trata dun aparato dos anos sesenta, inaugurada pouco despóis do edificio do Concello, e que leva máis de medio século en activo sin que en todos estes anos fora remplazada”.


Ahora, se ha redactado un pliego de prescripciones técnicas para la contratación de la sustitución de la caldera con cargo al superávit municipal. Mientras tanto, la empresa de mantenimiento de instalaciones municipales realiza las revisiones precisas para que no se produzca ningún problema.


También los espacios deportivos, como el del Ensanche A o Caranza, se sucedieron este invierno, con problemas con el agua caliente que no era suficiente para poder hacer uso de las duchas en los días más fríos. La reparación de las calderas permitió recuperar el servicio hace ya una semana, tras otra de quejas de los usuarios por tener que soportar las bajas temperaturas sin agua caliente.

El problema de calefacción de la biblioteca se traslada al Concello