La red Al Qaeda se atribuye la responsabilidad del atentado contra “Charlie Hebdo”

|

La organización terrorista Al Qaeda en la Península Arábiga (AQPA) se jactó ayer en un vídeo difundido en internet de ser la responsable del atentado de hace una semana en París contra la redacción del semanario satírico francés “Charlie Hebdo”.

Bajo el título “Mensaje sobre la batalla sagrada de París”, una grabación de vídeo muestra a un supuesto dirigente militar de AQPA, Nasr bin Ali al Anesi, confesando que el atentado fue planeado y financiado por la cúpula de esta rama de Al Qaeda, que siguió las órdenes del líder de la organización central, Ayman al Zawahiri, sucesor de Osama bin Laden.

Ataviado con ropas características del Yemen –donde tiene su sede AQPA–, Al Anesi afirma que el ataque se realizó en “venganza” por las caricaturas de Mahoma publicadas en el semanario, que considera ofensivas.

“Nosotros, Al Qaeda en la Península Arábiga, reivindicamos la responsabilidad de esta operación perpetrada en venganza por el mensajero de Alá y aclaramos que los que han elegido este objetivo y han planeado y financiado y asignado a sus autores son los líderes de esta organización”, subrayó Al Anesi.

Con un discurso pretencioso, el dirigente de AQPA felicitó a los “héroes” autores del atentado y a la “umma” (nación musulmana) por esta “venganza”. Además, amenazó a los “pueblos occidentales” con más ataques.

En ese sentido, insistió en que Occidente debe dejar de insultar al profeta, parar de derramar sangre musulmana y salir de la tierra del islam. En caso contrario, “no veréis de nosotros nada a parte de sufrimiento y horror, a través de los héroes de la yihad individual”, amenazó de nuevo.

Además, calificó el atentado de “punto de inflexión en la historia de la lucha contra los enemigos de Alá” y señaló que las heridas de “los jefes de la apostasía” (en referencia a los líderes occidentales) no se han curado “ni se van a curar ni en París, ni en Nueva York, ni en Washington, ni en Londres ni en España”.

capitolio de eeuu

El FBI detuvo a un hombre acusado de planear un atentado contra el Capitolio estadounidense, donde esperaba detonar varias bombas inspirado por sus simpatías con el grupo yihadista Estado Islámico (EI).

El ciudadano fue arrestado ayer con cargos de intento de asesinato contra funcionarios de Estados Unidos, informaron las autoridades.

Según la cadena ABC, el sospechoso planeaba detonar bombas caseras en el Congreso y abrir fuego contra los funcionarios.

La red Al Qaeda se atribuye la responsabilidad del atentado contra “Charlie Hebdo”