Los vecinos del barrio coruñés del Agra piden más vigilancia policial

|

La asociación de vecinos del Agra do Orzán pedirá al Ayuntamiento que despliegue de forma permanente una patrulla de la Policía Local para que vigile la calle Barcelona y la plaza de As Conchiñas. Su presidente, Ricardo Seixo, asegura que la iniciativa se tomará “inmediatamente” después de que esta semana se conociera un nuevo caso de robo con tirón a una mujer de la Tercera Edad. Según la Policía Nacional, un sujeto le arrancó el collar, tirándola al suelo, para luego darse a la fuga y ser atrapado instantes después por una patrulla de la Policía Nacional.
No es el primer caso del que se tiene noticia en lo que va de año. A lo largo de los últimos meses, se han ido conociendo otros asaltos parecidos, sobre todo en la calle Barcelona, como el de dos jóvenes que quisieron practicar el tirón montados en bicicleta o la mujer que, cubierta con un casco de motorista, arrancó el bolso a otra antes de ser reducida por los transeúntes. Por el momento, esta clase de incidentes “entran dentro do normal”, como señala Seixo, al tratarse “dunha rúa peatonal con moita xente”.

dejación de funciones
Pero, por otro lado, el presidente de la asociación de vecinos cree que el Ayuntamiento no está haciendo todo lo que está en su mano para garantizar la convivencia pacífica dentro de la calle Barcelona y su entorno, que son el epicentro de la vida social en el barrio, el más densamente poblado de la ciudad, y uno de los que menos espacios libres cuenta. Para Seixo, si el municipio no se aviniera a proporcionar más seguridad a los vecinos, “faría dexación de funcións”.
“Ali veñe a sentarse moita xente maior, a pasar o día, e é precisamente esa xente a que escollen os ladróns”, comentó Seixo, que también considera que la presencia de la Policía Local es la más adecuada para prevenir comportamientos antisociales que están regulados en las ordenanzas municipales. La vigilancia del cumplimiento de estas normas, por tanto, debe realizarla el cuerpo municipal, como es el caso de los excrementos caninos.
No es la primera vez que el alcalde, Xulio Ferreiro, recibe solicitudes de más seguridad en el barrio por parte de los vecinos, pero nunca se ha comprometido a satisfacerlas. En Agra do Orzán ya patrullan cuatro policías locales en cada turno, mañana y tarde, lo que para Ferreiro cumple “coas disponibilidades que ten a Policía Local”. Y una de las patrullass precisamente suele prestar más atención en la calle Barcelona.
Ferreiro sí prometió recientemente que daría instrucciones a la Policía Local para que se hiciera “máis visible”, pero eso no ha satisfecho a los vecinos, que insisten en que es necesaria la vigilancia permanente para una de las calles más concurridas de la ciudad. “Con este verán que temos, tan seco, a xente está todo o dia na rúa, e está sempre chea”, recuerda Seixo, por lo que la seguridad es más necesaria que nunca en la zona.

Los vecinos del barrio coruñés del Agra piden más vigilancia policial