Las capturas en Ferrol y Barallobre en abril caen un 38% frente al año pasado

Las capturas de almeja babosa sufrieron importantes caídas consecutivas desde el año 2016 | jorge meis
|

A pesar de que abril supuso un mes positivo para la Cofradía de Pescadores y Mariscadores de Ferrol con la inauguración de su depuradora y la tienda de venta directa, el número de capturas registrado tanto en este pósito como en el de Barallobre sufrió un descenso dramático respecto al mismo período del año pasado.


Así, si enfrentamos el volumen total de las cinco especies más relevantes en ambas entidades durante el pasado mes contra el mismo resultado de 2018, se puede observar que la Cofradía de Ferrol, con 10.398 kilogramos de capturas, descendió un 32,38% su producción respecto al año pasado -15.376 kilos-; mientras que la de Barallobre registró una caída aún mayor, pasando de los 10.607 kilogramos de capturas el pasado ejercicio a 5.734 el presente (-45,94%).

En cuanto a las propias especies, ambos pósitos mostraron un balance de capturas similar de forma interanual, con algún cambio de posición puntual -como una mayor predominancia de la almeja rubia sobre la babosa en la Cofradía de Ferrol, pero manteniendo casi inalterado el ránking de las cinco con mayor volumen de capturas.

General
Durante meses, los patrones mayores de las Cofradías de la ría de Ferrol han venido avisando del notable declive a lo largo de los años de una de las especies más importantes del área: la almeja babosa. El pasado febrero, los responsables de las entidades de Mugardos, Barallobre y la ciudad naval, Omar Lucci, Jorge López e Isabel Maroño, respectivamente, se reunieron con la conselleira do Mar, Rosa Quintana, para advertir de la dramática caída en las capturas de esta especie.
En aquel momento, los patrones mayores señalaron que, si el volumen medio de 2016 había sido de 5.000 kilogramos, este había descendido hasta los 3.000 en 2017 y a 1.200 en 2018. Esta situación se hace especialmente evidente en 2019, con una media que, a día de hoy, supera los 1.400 kilogramos en el pósito de Ferrol, pero que resulta notablemente inferior a la misma del año pasado y que, además, no contempla los últimos meses del año, en los que esta especie es menos común y que, por tanto, bajan la media.

Otras especies
En cuanto al resto de especies predominantes en las lonjas de las Cofradías de Ferrol y Barallobre, cabe señalar que también experimentaron el pasado abril un importante descenso en su volumen de capturas, en algunos casos incluso mayor al visto en la almeja babosa.


De este modo, la variedad rubia de este bivalvo, una de las más importantes del pósito de la ciudad naval, se convirtió en la más popular de esta entidad en este período, con un total de 2.579 kilogramos registrados en la ciudad naval y de 705 en la cofradía fenesa; este resultado supone una caída del 25% en el primero de los casos (3.227) y del 71% en el segundo (2.501).

El carneiro, con una mayor presencia durante 2019 en la Cofradía de Pescadores de Barallobre, mostró, por otro lado, un ligero incremento en ambos pósitos frente a otras especies relevantes. De este modo, el volumen total de capturas de este sabroso bivalvo para el pasado abril fue de 1.819 kilogramos en la ciudad naval y de 1.358 en la fenesa, lo que supone un 10,18% en el primero de los casos -1.651 kilos- y de un 3,36% en el segundo -1.219 kilos-.


Por último, en aquellas especies cuya relevancia no comparten ambos pósitos, como las ostras, los chocos o los berberechos, es importante señalar que durante el pasado mes también registraron resultados negativos, con descensos que oscilan entre el 19,54% en el caso de la sepia ferrolana y el 47,48% de la ostra plana fenesa.

Las capturas en Ferrol y Barallobre en abril caen un 38% frente al año pasado