El As Pontes nunca se sintió cómodo ante un Pontevedra más incisivo

Copia de Diario de Ferrol-2013-10-14-022-b35c39a0
|

 Los peores presagios del técnico Manolo García se cumplieron y el As Pontes poco pudo hacer para contener a un motivadísimo Pontevedra. Los locales, que estrenaban entrenador, derrocharon intensidad y supieron jugar mejor sus bazas que el grupo pontés, muy romo en ataque e incapaz de hilar ninguna jugada de cierto peligro delante de la meta de Edu.
La entidad anfitriona vio cómo el duelo se le puso de cara cuando David Feito, en el minuto 19, transformó un lanzamiento de penalti después de que Kiko derribase a Tubo dentro del área del As Pontes. La acción ratificó el dominio exhibido hasta ese momento por un Pontevedra que llegaba con mucho peligro a la meta visitante. Con todo, tanto esa acción como la del segundo gol nacieron en fallos puntuales del As Pontes. Así, superados los 35 minutos de juego, una pérdida de balón del cuadro pontés en el centro del campo acabó en un centro que Luismi, desde el borde del área, remató de vaselina para hacer el segundo tanto de un Pontevedra que alivió su situación con tres puntos.

El As Pontes nunca se sintió cómodo ante un Pontevedra más incisivo