Inician el proceso para contratar las obras de mejora del aparcamiento del IES

Aparcamiento en Pontedeume al lado del IES Fragas do Eume
|

El Concello de Pontedeume inició la pasada semana el proceso de contratación para ejecutar la mejora del aparcamiento ubicado en el antiguo campo de fútbol del IES Fraga do Eume y cuyo uso le fue cedido por la Xunta durante diez años –prorrogables otros diez–. La contratación de los trabajos se llevará a cabo mediante un procedimiento negociado, al que ya se ha invitado a varias firmas.
Atendiendo a los condicionantes planteados por la Dirección Xeral de Patrimonio, el proyecto contempla la utilización de solera de hormigón. Tal y como avanzó el concejal de Obras y Medio Ambiente, Javier Crespo, una zona arbolada se encargará de definir el área de estacionamiento del de circulación de los vehículos, de forma que se ofrezca una imagen integral con el entorno. Lo que en un proyecto inicial iba a cubrirse de aglomerado, ahora se fomentará el crecimiento de árboles de medio porte que se intercalarán con pasillos verdes que cumplirán una doble función: ornamental y evitarán la acumulación de agua en una zona especialmente húmeda. En total, según fuentes municipales, serán alrededor de 150 plazas de aparcamiento las que se habilitarán en un espacio que ahora ya evita problemas de circulación y estacionamiento en la villa eumesa.
En cuanto a la inversión, estará cerca de los 95.000 euros que serán financiados con cargo al DTC 93 provincial que dejará en el municipio unos 130.000 euros.

calle porto
Al amparo de este mismo plan de la Diputación de A Coruña, el Concello de Pontedeume ejecutará la mejora de un nuevo tramo de la calle Porto –una primera fase ya se llevó a cabo la pasada anualidad–. Un proyecto para el que la administración local ya inició también el procedimiento de contratación.
El objetivo de los trabajos no es otro que el de mejorar la operatividad así como la imagen de un vial que, situado en la fachada posterior al mercado municipal, soporta a diario un importante volumen de tráfico.
En la primera fase, ejecutada el pasado año se optó por sustituir el adoquín por hormigón en la zona de rodadura. También se procedió a la renovación de los servicios de abastecimiento de agua y alcantarillado así como a la instalación de un sistema de separación de aguas pluviales y residuales del que, hasta el momento, carecía la calle.
La delimitación por uno de sus extremos de una antigua muralla de piedra dificultó la ejecución de las obras.

Inician el proceso para contratar las obras de mejora del aparcamiento del IES