Gibraltar reconoce la "fragilidad" de su infraestructura eléctrica

Vista del incendio registrado ayer en la central generadora de energía eléctrica de Waterport, en la zona de North Mole de Gibraltar, que ha causado la pérdida de suministro eléctrico en la totalidad de su territorio como conse
|

 El Gobierno de Gibraltar ha reconocido hoy la "fragilidad" de "la vieja infraestructura de suministro eléctrico" del Peñón, y que el foco del incendio producido ayer y que dejó todo el territorio sin suministro, estaba en "un generador antiguo que debió haber sido retirado hace años".

Según ha informado en un comunicado el Ejecutivo de Gibraltar tras el incidente de ayer, hoy se ha producido un nuevo apagón debido a que las turbinas se han desconectado en la misma central eléctrica y los ingenieros de la empresa Gibelec han tardado aproximadamente una hora en restablecer el suministro a todos los usuarios.

El Gobierno del Peñón ha defendido, no obstante, que ya había contratado capacidad de generación adicional para incorporarla a la red, a través de cinco turbinas de 25 megavatios de capacidad.

Además, las fuentes han señalado que ya han sido contratados 16 generadores diesel, que deberían llegar a Gibraltar en los próximos siete días, para relevar a los antiguos generadores de Waterport, que estarán en funcionamiento en las próximas semanas y proporcionarán 20 megavatios de potencia continua.

Según el comunicado, el funcionamiento de una central eléctrica totalmente nueva se prevé en los próximos 18 a 24 meses.

La nueva red de distribución, en la que ya está trabajando la Compañía Eléctrica de Gibraltar, tendrá redundancia de sistema, por lo que, en el caso de que se produzca un incidente similar al de ayer, el resto de la red seguirá recibiendo el suministro eléctrico mientras se reparan las zonas próximas al fallo.

El ministro principal de Gibraltar, Fabian Picardo, ha calificado como "inaceptable" que se produzca un corte eléctrico de seis horas, y ha mostrado su "preocupación" por los daños que se registraron en la infraestructura de telecomunicaciones.

Gibraltar reconoce la "fragilidad" de su infraestructura eléctrica