Juan Manuel Marí Solera “Príncipe Galín”

|

Un personaje de polémica personalidad y una trayectoria singular dentro del mundo del espectáculo, fue el ferrolano Juan Manuel Marí Solera, conocido como el Príncipe Galín. Fue también llamado Príncipe de Galicia, Marqués de Curuxeiras y Señor de Ferrol Vello, en recuerdo del barrio ferrolano, donde nació el año 1948 en la calle de la Cárcel. Hijo de Julia Solera Barros, maestra ferrolana, y de Manuel Marí Morante, radiotelegrafista alicantino y antiguo anarquista, a lo largo de su agitada vida ejerció de cantante, rapsoda, poeta, filósofo, músico, empresario y agitador político, mientras estudiaba biología y radiotelegrafía.

Desde su juventud fue un aventurero y un inconformista nato, utilizando en sus andanzas el nombre de Johnny Solera. Una vez terminado el bachillerato en Ferrol se trasladó a París donde vivió directamente los sucesos de la Sorbona en Mayo del 68. En París contactó con conocidos personajes franceses y se hizo amigo del filósofo Agustín García Calvo, con quien compartió una animada tertulia en el café Boule D´Or en Montmarte. Junto con Francisco Arrabal se dedicó a recibir visitas de forma fantasiosa y principesca en una habitación del hotel parisino L´Etoile, naciendo de esa forma la leyenda de su título de Príncipe Galín.

En cuanto a su trayectoria académica, llevó a cabo los estudios de la carrera de Radiotelegrafista en la Escuela de Náutica coruñesa, que dejó al ser encarcelado por motivos políticos el año 1972, perdiendo la prórroga militar para su ingreso en filas. Más tarde estudió Ciencias Biológicas en la Universidad de Santiago, convirtiéndose durante su estancia en la capital gallega, durante la segunda década de los años 1970, en un personaje singular de la bohemia compostelana. De esa forma se hizo famosa en Santiago su inconfundible imagen de capa negra, boina ladeada, botas puntiagudas, alopecia y amplios bigotes de aire decimonónico

Según sus biógrafos, Juan Manuel Marí, hombre de cuestionables actitudes, coqueteó en sus principios con el comunismo y el nacionalismo, aunque fue dentro del anarquismo donde se encontró a gusto. Junto con otros conocidos activistas como Miguel Cancio, economista y sociólogo, tomó parte en la lucha antifranquista y en los conflictos estudiantiles de la época. Formando parte de la movida de La Casa de la Troya, intervino en numerosos actos de protesta, tanto en contra de la destrucción del litoral como a favor de la peatonalización de los centros históricos y la recuperación de la gaita gallega.

Su estancia en Santiago coincidió con la de su hermano José Luis Marí Solera “Licho”, nacido también en Ferrol el año 1953, un médico y catedrático muy conocido en las tertulias compostelanas. Músico, poeta y conferenciante, autor de la cantiga “Jaruleiro”, dentro de una tónica más conservadora que la de su hermano mayor, el Príncipe Galín, fue un auténtico dinamizador cultural y social de Santiago, ciudad donde falleció en febrero del año 2014.

Juan Manuel Solera, el Príncipe Galín, intervino en numerosos programas radiofónicos y televisivos, donde hizo gala de su imaginación, contando historias más o menos creíbles por los oyentes y espectadores. Dotado de una personal voz de barítono protagonizó numerosos recitales a lo largo de la geografía de Galicia. De la misma forma fue un entusiasta intérprete de la música gallega, tocando tanto la gaita como utilizando el pandero.

Llegada la década de los años 1980, se generó el movimiento contracultural de la llamada Movida, nacida en Madrid y otras ciudades españolas, coincidente con el resurgir del feminismo y la creación de una sociedad laicista, movimiento donde tenía gran relieve el consumo de drogas y la presencia de grupos musicales de culto. Juan Manuel Solera emigró a Madrid, al tiempo que lo hacía su admirado amigo García Calvo, aunque volviendo de forma periódica a Santiago y a su Ferrol natal, ciudad donde nunca tuvo un pleno reconocimiento por parte de sus paisanos, quizás por sus discutibles comportamientos.

Durante la década de los años 1990 se dedicó a una cuestionada aventura empresarial, la comercialización de la oreja de mar, un singular y apreciado marisco de las aguas gallegas. Una empresa que finalizaría a principios de la década de 2000 debido al accidente del buque “Prestige”, cuyos derrames de crudo destruyeron su planta comercial. La indemnización recibida le permitió asentarse de un modo definitivo en Madrid, donde se dedicó a la música, la poesía y la asistencia a diversas tertulias.

Además de publicar varios discos con canciones de George Brassens y de Pablo Ibáñez, entre otros, el año 2009 el Príncipe Galín interpretó públicamente el Himno de la Comunidad de Madrid, que había sido encargado el año 1983 por Joaquín Leguina, entonces presidente de la Comunidad, al filósofo y escritor Agustín García Calvo. El himno, dotado de una curiosa letra donde se trata de forma irónica la nueva organización administrativa de España, lleva música de Pablo Sorozábal, siendo prácticamente desconocido y apenas interpretado en actos oficiales.

Juan Manuel Marí Solera falleció en Madrid el 25 de julio, precisamente el día de Santiago, del año 2015. Persona de discutible cultura, aunque dotado de ciertos conocimientos musicales, tuvo una controvertida relación con su ciudad natal, usando durante sus estancias como segundo hogar el barrio de Ferrol Vello y sus clubs de alterne. Trataron de su vida los escritores María Fidalgo, Alfredo Conde y Vicente Araguas, obteniendo información directa de Ramiro Feal. .

.

jjburgoa@hotmail.com

Juan Manuel Marí Solera “Príncipe Galín”