El Rápido de Neda intentará seguir acercándose a la zona de salvación

Rápido de Neda-Boimorto CF 18ª jornada, Primera Autonómica, grupo 1, de fútbol Municipal de Neda Jorge Meis (10-1-2016)
|

 

Los cuatro representantes de la delegación federativa de Ferrol que compiten en el grupo I de Primera Autonómica disputan mañana sus encuentros de la vigésima jornada liguera, la tercera de la segunda vuelta. De ellos, dos juegan en casa. El primero que lo hará es el Rápido de Neda, que se enfrentará al Sporting Ciudad –16.00 horas, Municipal de Neda– en un duelo en el que intentará continuar con su escalada hacia los puestos que conducen a la permanencia ante un rival que se encuentra situado en la zona media de la tabla clasificatoria de la categoría.
Por su parte, el Eume Deportivo tratará de darle continuidad a su buena racha de resultados –acumula ocho jornadas sin perder– en el partido que lo enfrenta al Carral –16.30 horas, A Gándara–. El cuadro eumés, situado en la séptima posición, se enfrentará a un rival que se encuentra en la cuarta y que cuenta con un punto más, por lo que una victoria le haría acercarse más a las posiciones que conducen al ascenso.

VISITANTES
Las otras dos escuadras de la comarca ejercerán de visitantes este fin de semana. El líder Miño tratará de mantener esta condición en el partido que lo va a enfrentar al San Tirso –16.00 horas, O Monte–. La formación miñense lleva siete victorias consecutivas y buscará la octava en su visita el feudo del que ahora mismo es el quinto clasificado, pero que viene de perder en su último encuentro, por lo que intentará resarcirse de este revés.
Por último, el Cedeira rendirá visita al Olímpico –16.00 horas, Vilaboa– con la intención de darle continuidad al triunfo logrado la semana pasada. El cuadro cedeirés se encuentra en la zona media-baja de la tabla clasificatoria, así que aspira a lograr algo positivo en el encuentro que lo va a medir a una escuadra de la zona alta, ya que en la actualidad ocupa la sexta plaza.

El Rápido de Neda intentará seguir acercándose a la zona de salvación