Los fuertes vientos causaron ayer incidencias menores en la comarca

Los bomberos acudieron por la mañana a la calle Magdalena para revisar el tejado de un edificio | daniel alexandre
|

El temporal de viento que afectó ayer a las provincias de A Coruña y Luego dejó rachas máximas de 127 kilómetros por hora en Cedeira y dificultando el tránsito por calles y la realización de algunas actividades. Así, los entrenamientos en pabellones y al aire libre fueron suspendidos, así como las excursiones previstas en los centros escolares como medidas de precaución decretadas por la Xunta.
Bomberos de Ferrol recibieron ayer varios avisos por desprendimientos de tejas –calle Magdalena– y uralitas sueltas –calle Sol–, así como la rotura de una cornisa en la sede de Afundación. Por la tarde, acudieron también a la carretera de San Pedro por la caída de un árbol encima de un tendido eléctrico.
La alerta naranja declarada por la Dirección Xeral de Emerxencias trajo además lluvias intermitentes, acompañadas de relámpagos y truenos durante toda la tarde. Según datos de Meteogalicia, se esperan “72 horas de precipitaciones”, pero no de manera continuada. Así, hoy la alarma bajará a amarilla –no existe riesgo meteorológico para la población en general aunque sí para alguna actividad concreta como la pesca– y mañana las lluvias serán más intensas durante todo el día.
Para el fin de semana ya no se prevén precipitaciones, fenómeno que regresará el lunes acompañado de la bajada de tempetraturas –16º de máxima y 9º de mínima–.

Los fuertes vientos causaron ayer incidencias menores en la comarca