Una de las partidas del presupuesto irá por sorteo a una sola parroquia

Vista parcial del casco urbano de la villa de los Andrade Luis polo
|

 
Los vecinos de Pontedeume tendrán la oportunidad de disponer de una partida económica del Concello con carácter exclusivo para una parroquia y destinada a los fines que sus vecinos determinen. Esta es una de las principales propuestas del borrador de los presupuestos municipales que diseña el equipo de gobierno que preside el socialista Bernardo Fernández para el próximo año.
El alcalde, que ya mantuvo reuniones con las distintas asociaciones vecinales con el fin de determinar objetivos de cara a los presupuestos participativos, indicó que la designación de la parroquia beneficiada se realizará por sorteo. “O obxectivo é que sexan os propios veciños os que decidan en que se invirten os seus diñeiros”, explica Fernández a través de un comunicado de prensa. 
El hecho de resultar “ganadora” excluirá sin embargo a la parroquia beneficiaría de su participación en el sorteo del siguiente año. 
Para el regidor de la villa de los Andrade, la iniciativa de dar cabida al colectivo vecinal permitirá romper con la dinámica de los últimos años en materia presupuestaria, ya que durante todo el mandato del popular Gabriel Torrente no se actualizó ningún presupuesto municipal, lo que determinó su consecutiva prórroga desde el ejercicio de 2009.
En este sentido, Fernández incidió en su compromiso por “cambiar esta situación”, de modo que “por primeira vea dende hai seis anos haberá orzamentos e serán, ao contrario que no pasado, tratados co resto dos grupos municipais”.
De hecho, el equipo de gobierno ya ha mantenido encuentros con el resto de grupos municipales para elaborar una propuesta conjunta, cuyas líneas estratégicas se centrarán en el capítulo de inversiones para el próximo ejercicio.

Una de las partidas del presupuesto irá por sorteo a una sola parroquia