Una nueva prórroga de las obras de la plaza de Armas retrasan el final a abril

Plaza de Armas obras
|

Las obras de la plaza de Armas se prolongarán hasta el mes de abril, ya que la empresa adjudicataria ha solicitado al Concello un nuevo período de prórroga, teniendo en cuenta que esta semana –día 8– estaba fijada la fecha de conclusión y los trabajos no han terminado.

Es la segunda prórroga que se solicita, ya que en enero, la fecha inicial de la conclusión de los trabajos que comenzaron en abril del pasado año, se pidieron dos meses más de obra, que serían los que concluyen esta semana.

El portavoz del ejecutivo local y concejal de Urbanismo, Julián Reina, explicó ayer que la UTE Prosema-Civis Global solicitó al Concello otra prórroga de cuatro semanas para concluir los trabajos. La nueva fecha colocaría la conclusión de la remodelación de la plaza de Armas en la primera semana de abril, con lo que podría estar lista para Semana Santa, ya que no ha conseguido estarlo ni en Navidad ni en Carnaval.

La petición de la UTE cuenta con los informes favorables de los técnicos municipales y el motivo del retraso se achaca, en esta ocasión, a la demora en los trabajos en los centros de transformación de Unión Fenosa.

Pese a los retrasos, el edil de Urbanismo insistió en que lo importante es que “a obra remate nas mellores condicións”.

Así las cosas, los trabajos que faltan por ejecutar y para los que se dispondrá ahora de casi cinco semanas, la que restaba para concluir el plazo más las cuatro que se han ampliado, son los de conclusión de la pavimentación de la calle de la Tierra, el remate de la calle Rubalcava, donde se están colocando los adoquines de forma manual y la colocación de la acera de granito en la zona perimetral de la plaza.

Ya en el espacio central, queda todavía extender y compactar el pavimento terrizo que será el firme que tendrá la mayor parte de la plaza y que todavía no se encuentra en el espacio en el que se va a colocar.

Poco a poco se han dado hitos importantes en estas obras que tanto interés tienen entre la ciudadanía al tratarse de la plaza central del concello. Así, tras la cubrición del aparcamiento subterráneo que puso a nivel de calle la plaza, se produjo la llegada y plantación de cada uno de los 21 tilos que acaparó la atención ciudadana durante días. También la apertura de las calles Real y frontal del Palacio Municipal permitió disfrutar de parte del espacio, aunque fuese de forma temporal, y la colocación de las farolas fue el último de los trabajos más llamativo de estas obras.

Ahora, la colocación del firme de pavimento terrizo y el mobiliario urbano –bancos blancos–, que ya está en la plaza, serán los puntos fuertes del final de los trabajos de remodelación, financiados con fondos Edusi.

Una nueva prórroga de las obras de la plaza de Armas retrasan el final a abril