La goleta francesa “La Recouvrance” amarró en los muelles de Ferrol por segunda vez en el último año

llegada de las grúas postpanamax en diciembre del año pasado j. meis
|

El muelle del espigón exterior, en el puerto de Ferrol, recibió ayer la visita turística, de apenas unas horas de duración, de la goleta “La Recouvrance”, de bandera francesa y con amarre en el puerto de Brest, en Bretaña, uno de los “nidos” de los veleros más grandes del continente.
El barco estuvo en septiembre del año pasado en Ferrol, donde una docena de peregrinos franceses iniciaron el Camino Inglés a Santiago. “La Recouvrance” es el símbolo y la embajadora de la ciudad de Brest y pertenece a su Ayuntamiento. Su nombre hace referencia al barrio más conocido de la ciudad, donde las mujeres de los marineros rezaban a la Virgen para que les devolviese a los hijos y maridos embarcados.
Se trata de una réplica de un antiguo barco militar de principios del siglo XIX de una serie de cinco que, bajo el nombre de “Plan Iris” llevaban más de cincuenta tripulantes a bordo y ejercían funciones de correo y de vigilancia y protección del comercio en las costas de las colonias francesas de las Antillas y África. Fue botado hace más de dos décadas, en 1992.

La goleta francesa “La Recouvrance” amarró en los muelles de Ferrol por segunda vez en el último año