La primera de diez finales

Adri contribuyó decisivamente a la victoria de O Parrulo ante el Jaén en el último duelo disputado en A Malata | D. Alexandre
|

Diez partidos y un único objetivo en la cabeza: la salvación. Tras un mes de parón, la liga en la máxima categoría regresa y lo hace con O Parrulo más “enchufado” que nunca. Tras sumar poco antes de ese descanso forzoso su primera victoria y después de abandonar tras muchas jornadas elfarolillo rojo, los pupilos de Diego Ríos se ven capacitados y con opciones de mantener su puesto en la Primera División aunque sepan que para ello han de maximizar sus resultados en esta recta final del campeonato.
O Parrulo regresa hoy –19.30 horas– a A Malata, donde hace poco más de un mes retumbó el eco de ese primer triunfo ante el Jaén. Lo hace en esta ocasión ante otro de esos equipos que mira hacia la zona alta de la clasificación, el Levante, un conjunto que puja por acceder a las ocho primeras posiciones y que se ha mostrado bastante regular esta campaña.
Los de la Comunidad Valenciana no son para nada una escuadra asequible y cuentan en sus filas, además, con un jugador como Cecilio, máximo goleador de la categoría. Él es su principal artillero, pero no el único en una formación que ve puerta con facilidad y, de hecho, es una de las más realizadoras de la Primera División. Por el contrario, también encaja con relativa facilidad, a pesar de que intenta imprimir mucha intensidad a su defensa. Dos aspectos que esta semana destacaba el preparador de O Parrulo, Diego Ríos. “Es un equipo que varía mucho de sistema, con juego corto y muchos apoyos. Un equipo dinámico en ataque, pero también agresivo y con muchos cambios en defensa”, diseccionaba el técnico lucense.
Un adversario que en la primera vuelta derrotó sin paliativos a O Parrulo (7-2) y al que ahora el equipo ferrolano espera devolverle la moneda. Para hacerlo, eso sí, debe evitar los errores que entonces lo privaron de ser competitivo. Pero, sobre todo, deberá extremar al máximo su concentración. Y es que, Ríos ya vaticina que “en marcadores largos, ellos suelen beneficiarse”. Así pues, O Parrulo ha de minimizar sus errores para tratar de tener el partido bajo control en todo momento.
Si bien el parón liguero aplacó la reacción que parecía experimentar O Parrulo, el cuadro ferrolano se benefició de este descanso para poder recuperar a algunos de los jugadores que arrastraban problemas físicos. Así, los departamentales cuentan con el alta de Cristian Rubio y Miguel, que estaban lesionados.
También tendrá oportunidad de vestirse por primera vez con la camiseta del conjunto departamental uno de sus dos refuerzos invernales: Saúl. Él y Adri han sido las grandes apuestas de los de Diego Ríos para echar el resto en su lucha por la permanencia. A ellos también les ha venido bien este descanso, pues les ha permitido acumular horas de trabajo junto con sus compañeros para asimilar el bagaje táctico del equipo.

Futuro
A Malata ha de ser el talismán que catapulte a O Parrulo a puestos de permanencia y el equipo se ha conjurado para, más que nunca, hacer valer el factor cancha. Será en la primera de las diez contiendas que le restan. "Diez finales"–como las califica el preparador– de las que, sin embargo, a los ferrolanos solo les preocupa esta primera. l

La primera de diez finales