Nadie puede parar al Uni

Shacobia Barbee, volvió a ser la jugadora más valorada del partido con 21 puntos| Jorge Meis
|

Cuando uno trabaja, es ambicioso y, además, cree a rabiar en todo lo que hace, más tarde o más temprano, el éxito suele salirle al paso en su camino. Pensar hace seis meses que el Star Center Uni Ferrol pudiese disputar los play-off por el título parecía utópico, pero la formación departamental ha desarrollado una inusitada capacidad para borrar de su vocabulario la palabra imposible. Las pupilas de Lino López no solo van a luchar por el título, sino que lo van a hacer con el factor cancha a su favor después de superar ayer al Gernika en el último partido de la liga regular y acabar el campeonato en una brillantísima cuarta posición.

Todos los clubes modestos tienen su momento de gloria y la familia del Star Center Uni Ferrol está viviendo el suyo porque el baloncesto, terriblemente cruel a veces, resulta en otras sumamente generoso y ayer volvió a regalarle una velada gloriosa, probablemente la más satisfactoria de sus veinte años de historia. Más de setecientas personas inundaron Esteiro con una marea blanca que disfrutó de un triunfo de esos que, si se escarba un poco, más allá de la euforia, aparece retratado un equipo con mucho oficio.

Y eso que el rival, el Gernika, tercer clasificado de la liga regular, es un adversario duro y correoso de esos a los que es complicado noquear. Las vascas, a pesar de que tenían su tercera plaza asegurada, llegaban a Ferrol con ganas de desquitarse de la derrota sufrida en la primera vuelta. El duelo se reveló desde el pitido inicial como una contienda dura, farragosa y con muchos nervios. Esos que llevaron a ambas escuadras a perderse en un mar de errores, tiros fallados y un marcador con guarismos extremadamente bajos –24-24 al descanso–.

Defensa
El Gernika es la segunda mejor defensa de la liga y en Ferrol dejó patente por qué. En su reaparición en Esteiro tras dos meses de lesión, Ana Suárez tomó la batuta del Star Center, pero eso no le llegó al cuadro departamental para encontrar claridad en un ataque ensombrecido por el buen trabajo defensivo de su rival. Que el acierto local desde el perímetro fuese más bien escaso –acabó con 4 de 19 en triples– tampoco contribuyó a que la cerrada defensa del Gernika levantase el asedio al que sometió a las interiores departamentales.

El partido se convirtió en una partida de ajedrez de esas que solo se pueden ganar desde “atrás” y en ello se embarcó el Star Center, dispuesto a aguantar el tipo, a contrarrestar aferrado a la cancha la “estopa” del Gernika. En esta tarea se fueron alternando todas y cada una de las jugadoras que entraron en cancha, en bloque, a cañón, poniendo desde la primera a la última su granito de arena. Una motivada Jefferson impidió con un par de acciones de mérito que su exequipo se escapase cuando tomó cuatro puntos de renta y, a partir de ahí, la igualdad siguió siendo máxima. Hasta que, en el arranque del último parcial, el Star Center Uni Ferrol supo aprovechar su oportunidad y enlazó tres acciones ofensivas seguidas que lo pusieron siete arriba en el marcador (43-34) jaleado por un público encendido.

A partir de ahí, las de Lino López supieron administrar su renta, jugar con el marcador de cara ante un Gernika que dio guerra hasta prácticamente el último aliento. Pero ayer era el día del Uni, era su fiesta, y todo lo que no fuese ganar no entraba en su guion. Y ganó, ¡vaya si lo hizo! para no tener que especular y reclamar por mérito propio su más que merecida cuarta posición.

El epílogo, a partir del miércoles en la primera eliminatoria del play-off. Gipuzkoa prepárate. l

Nadie puede parar al Uni