Los baches se reproducen sin contrato de mantenimiento de viales

Bache avenida de vigo con Velázquez
|

A principios del mes de octubre la empresa encargada del servicio de mantenimiento de viales, Misturas, dejó de prestar servicio por haber acabado el presupuesto del que disponía para el año. En 2019 concluyó su contrato y desde el ejecutivo local se apuntó que se comenzaría a trabajar en uno nuevo, ampliando la cuantía del servicio de mantenimiento de viales anual. Cuatro meses después, el mal tiempo y la falta de conservación y actuaciones ha convertido muchas de las calles y arterias básicas de comunicación de la ciudad en auténticos coladeros de baches, que no solo afean y ocasionan molestias a los conductores sino que revisten peligrosidad.

La avenida de Esteiro y la Trinchera están a diario en boca de quienes hacen uso cotidiano de estos accesos a la ciudad por la cantidad de baches profundos con que cuentan. En el mismo caso hay viales en Caranza, avenida de Vigo o plaza de España, que están a la espera de reparación mientras continúan agrandándose.

El PP volvió a llamar ayer la atención sobre esta cuestión y, así, el edil Alejandro Padilla recordó que llevan esperando desde octubre a que los informen sobre las aportaciones que realizaron para el mantenimiento de viales y edificios municipales y “han pasado tres meses y este gobierno no ha dado ni un solo paso. Ni contestó ni inició ningún trámite, mientras la ciudad continúa deteriorándose más y empeorando su estado”.

El también popular José Tomé añadió que, además del mantenimiento de viales, en noviembre concluyó el contrato de iluminación y ya hay más servicios sin contrato que en junio, con los de ayuda en el hogar y el suministro eléctrico prorrogados.

Los baches se reproducen sin contrato de mantenimiento de viales