Iria Villar, último refuerzo para el Universitario

iria villar, junto a lino lópez, durante su presentación como nueva jugadora del universitario d. alexandre
|

 Lorena Touza, Kate Mills y, ahora, Iria Villar. En poco más de un mes, el Universitario ha sumado a su causa tres importantes incorporaciones para fortalecer su plantilla. Tres jugadoras de nivel que en distintas fases de su carrera deportiva ya habían defendieron la camiseta de la entidad ferrolana y que ahora, por diversos motivos, o bien estaban sin equipo o bien se mantenían alejadas de las canchas, y han acabado recalando de nuevo en Ferrol.

Este es el caso de la última incorporación a la plantilla que dirige Lino López, la pívot eumesa Iria Villar, que ayer fue presentada oficialmente como nueva jugadora del club. Precisamente, el equipo departamental fue el último en el que militó, en la temporada 2008/09, a las órdenes de Chiqui Barros, con el que disputó la fase de ascenso. Tras aquella experiencia decidió centrarse en su carrera más allá del terreno deportivo. Sin embargo, estas Navidades regresó a Pontedeume y Lino López, con el que tanto ella como su hermano Iván Villar mantienen una estrecha relación, le ofreció la posibilidad de entrenar con el equipo.

La experiencia fue tan positiva que, cuando el técnico y el presidente Leopoldo Ibañez le sugirieron integrarse de pleno en la plantilla, no lo dudó. “Hemos tenido una fortuna inmensa”, asegura el preparador, que califica a su nueva pupila como una jugadora “que aporta intangibles que no se ven en las estadísticas pero que los entrenadores valoramos mucho. Hace grupo y tiene gran experiencia”.

Aunque se trate de jugadoras que no estaban jugando –Lorena e Iria– o que llevaban algunos meses paradas –Kate Mills–, su calidad es incuestionable y “se ha notado en el nivel de los entrenamientos, hay más competitividad en todas las posiciones”, explica el entrenador quien, a pesar de no querer hacer planes con vistas a la fase de ascenso, sí reconoce que, a día de hoy, y aun perdiendo a Eleonora Laffi, “estamos mejor que en octubre en el juego interior, porque ahora tenemos más rotaciones, contamos con gente con perfiles distintos y tenemos un abanico de posibilidades más grande: Tajay es más reboteadora, Mills tiene más aportación ofensiva e Iria nos va a dar intensidad en defensa”.

En la misma línea se posicionaba un Leopoldo Ibáñez exultante después de materializar estas tres incorporaciones. “Alguien debe estar velando por nosotros, ya que no lo hacen las autoridades”, bromeaba el presidente al respecto antes de apuntar que la llegada de Iria apuntala al equipo “en una posición en la que no estábamos demasiado bien”.

 

Iria Villar, último refuerzo para el Universitario