El presunto violador de una joven en San Mateo se enfrenta a 11 años de prisión

MUIÑO DO VENTO ZONA VIOLACION
|

La Fiscalía solicita para un varón de 20 años que responde a las iniciales R.R.V. la pena de once años de prisión y diez días de localización permanente como presunto autor de un delito de violación y una falta de lesiones. En concepto de responsabilidad civil se pide que haga frente a una indemnización de 2.500 euros a la víctima por las lesiones sufridas, incluidos los daños morales, además de prohibirle aproximarse a menos de 500 metros de la mujer por un período que exceda en seis años la pena de prisión que le sea impuesta.
Los hechos que se atribuyen al acusado ocurrieron sobre las 21.45 horas del día 30 de septiembre de 2013 en la carretera de San Mateo, en Narón.
Según las conclusiones provisionales del Ministerio Fiscal, la víctima iba caminando sola por la citada vía, a la altura del Camiño do Vento, y el acusado circulaba por la zona en bicicleta en compañía de un amigo.
Al llegar a la altura de la joven, el amigo continuó su camino mientras que R.R.V. se quedó junto a ella, con la que inicialmente pretendía entablar una conversación.
Como quiera que la muchacha no accedía a sus pretensiones y trataba de ignorarlo, supuestamente, el acusado le propinó un empujón que hizo que se cayese sobre una zona de vegetación próxima a la carretera y se abalanzó sobre ella tratando de inmovilizarla por la fuerza al tiempo que le decía “no grites o te mato”.
Acto seguido, R.R.V., siempre según las conclusiones provisionales de la Fiscalía, logró bajarle a la joven los pantalones y la ropa interior y consumó la violación, huyendo después del lugar.
A consecuencia de la violencia empleada para vencer la resistencia de la víctima, esta sufrió lesiones físicas consistentes en edema y tumefación en el labio inferior, excoriación lineal de tres centímetros en la frente, erosición puntiforme y sangrante en un párpado, tres excoriaciones en el mentón, múltiples erosiones en la cara, equimosis rojiza en la parte superior del hombro y excoriaciones en ambos antebrazos, además de lesiones en la vagina.
Para su curación, la joven necesitó una primera asistencia médica, con la administración de analgésicos y curas con antisépticos locales, alcanzando la sanidad tras siete días que no fueron impeditivos y sin que resten secuelas.
En el curso del incidente también le rompieron las gafas que portaba, que tendrán que ser abonadas por el acusado, según las conclusiones de la Fiscalía.
El juicio está fijado para el próximo día 28 del presente mes de mayo en la Audiencia Provincial de A Coruña. Como testigos intervendrán la propia afectada, dos agentes del Cuerpo Nacional de Policía de la Comisaría de Ferrol-Narón y el amigo que acompañaba al acusado antes de que se cometiesen los supuestos hechos.

El presunto violador de una joven en San Mateo se enfrenta a 11 años de prisión