La rada de Zeebrugge abre la puerta de la colaboración con la dársena local

|

El director de Ventas y Logística del puerto belga de Zeebrugge, Miel Vermorgen, abrió ayer la puerta de la colaboración con la rada de Ferrol a través del establecimiento de conexiones que permitan el trasiego de mercancías, principalmente contenedores. Vermorgen forma parte de un organismo que en menos de tres décadas ha sido capaz de triplicar sus tráficos, pasando de los 14 a los 43 actuales. En cierto modo, los responsables de la Autoridad Portuaria de Ferrol-San Cibrao ven Brujas como un espejo en el que mirarse, puesto que los factores que han facilitado su expansión son muy similares a los que se persiguen en la ciudad naval.
En poco más de una década, la dársena belga ha hecho de la carga contenerizada su principal tráfico –pasó del 33% en 2001 al 45% en 2012–, mientras que el ro-ro cayó del 45% al 29%. Este descenso, sin embargo, no lo es en términos absolutos, pues, tal como recordó Vermorgen, es ahora superior en toneladas que el de 2001. La mejora tecnológica y la atención a las necesidades del cliente son otras de las claves del despegue de Zeebruggen, que tiene en la industria del automóvil uno de sus referentes, con más de 1,6 millones de coches movidos. n redacción

La rada de Zeebrugge abre la puerta de la colaboración con la dársena local