El Concello suspende la atención presencial en sus dependencias

Coronavirus urbaser
|

La garantía de que cuenten con los servicios básicos aquellas personas en situación de vulnerabilidad es el principal objetivo que se marca el Concello de Ferrol y, en este sentido, el alcalde, Ángel Mato, informó ayer de diferentes medidas adoptadas tras la reunión mantenida por la mañana, y dirigidas a canalizar de la forma más ágil las demandas del ciudadano.
Los números telefónicos 981 944 230 y 981 944 434 son los que el gobierno local ha habilitado para canalizar las gestiones en materia de bienestar social. Ambos serán atendidos permanente en horario laboral del Concello para que las personas puedan ponerse en contacto con áreas municipales vinculadas con los mayores, el servicio de dependencia, necesidades básicas, menores o administración, según corresponda. Se insiste, de todos modos, que son solo para contactar con Benestar Social, ya que la actividad presencial que no tenga cita previa está suspendida y la prestación física que sea inaplazable se establecerá previamente vía telefónica.

El colectivo de las personas sin hogar es uno de los que más preo-cupan al ejecutivo local, por eso, en las medidas que conciernen al Concello, se ha habilitado espacio en el refugio Pardo de Atín, del barrio de Caranza y, en caso de ser necesario, se adaptarán otras dependencias.

De este modo, y con el fin de coordinar medidas con otras entidades, se mantuvo a primera hora de la mañana de ayer una reunión de Benestar con entidades involucradas y se acordó, entre otras cuestiones, que el Concello haga frente a los gastos que la Cocina Económica tenga en relación a los menús. Hasta el momento, fueron contabilizados 16 usuarios no habituales, que desde ahora contarán con el servicio a domicilio.

Por su parte, Cáritas mantendrá abierto el centro de inclusión social y, asimismo, los usuarios de los comedores senior en situación de vulnerabilidad –ya que tienen una función socializadora pero también de atención a personas con necesidades– podrán hacer uso del servicio a domicilio. En el ámbito de ayuda en el hogar, las empresas continuarán prestando el servicio, insistiendo en que se informe de posibles bajas, para poder destinar los recursos a otras personas que lo necesiten.

El cierre de los comedores escolares también deja a algunos menores sin un servicio básico para las personas con necesidades económicas, por lo que el Concello habilitará vales para las familias “que teñan verdadeira necesidade”. En estos casos, deberán llamar a los números antes citados de Benestar Social para solicitarlo al Concello.

Servicios municipales
El regidor local, Ángel Mato, explicó ayer que Protección Civil estará a disposición del Concello para prestar apoyo en el caso de que se necesite garantizar la cobertura de las necesidades básicas. Policía Local y Bomberos continúan trabajando a pleno rendimiento.

En materia de Obras y Servicios, las actuaciones que no constituyan ningún riesgo ni para los trabajadores ni para la ciudadanía continuarán adelante –ayer mismo avanzaba la intervención en la plaza de Armas–, garantizando las medidas de prevención y sin perjuicio de que puedan suspenderse en cualquier momento.

Por su parte, la recogida de basura continúa como viene siendo habitual, si bien en los próximos días se establecerán servicios restringidos para garantizar la continuidad de la limpieza en caso de algún contagio.

En lo que respecta a la limpieza, teniendo en cuenta que muchas de las instalaciones se encuentran cerradas, se ha acordado solicitar a la empresa que destine a parte del personal a la realización de labores específicas y en profundidad en diferentes instalaciones. Las medidas se adoptarán siempre que sea posible y estén de acuerdo empresa y trabajadores. De este modo, su labor serviría además para paliar una falta de trabajo que pudiese implicar reducción de empleo.

Como ya había anunciado el Concello, las obras de la red de agua que no sean imprescindibles estarán suspendidas, si bien había prevista una actuación en A Graña, que ha tenido incluso que adelantarse por una rotura en A Malata producida en la mañana de ayer. La situación ya está controlada, aunque fue preciso habilitar dos puntos de agua para dar servicio a los vecinos, ya que no se contaba con la actuación, de carácter imprevisto.

Trabajo interno
En lo que respecta a los trabajadores que prestan su labor en el Palacio Municipal u otras dependencias, el alcalde informó de que quedan suspendidas las comisiones informativas y plenos, salvo por caso de urgencia, y ayer mismo Ángel Mato firmó un decreto por el que se cierra la atención presencial, remitiéndose a la telefónica para cualquier cita previa –981 944 000–. Los trabajadores verán readaptada su jornada laboral y se establecerán turnos por semana, de modo que solo acuda a su puesto personal imprescindible para prestar los servicios básicos. Además, los que estén en riesgo o tengan menores o dependientes a su cargo tienen autorizada la ausencia.

Los servicios públicos que tienen la categoría de esenciales son la atención a la ciudadanía –telefónica o telemática–, conserjería, informática, habilitación, comunicación, oficinas centrales, de registro y certificaciones, padrón de habitantes, parques y jardines, limpieza y recogida de basura, aguas, mantenimiento de instalaciones eléctricas, alumbrado, supervisores de servicios, cementerio, responsables de unidades administrativas, gestión de personal, secretaría general, intervención, tesorería y alcaldía.

Quedan suspendidos los plazos administrativos establecidos, así como la devolución de libros a la biblioteca, además de los campamentos de Semana Santa que estaban programados para facilitar la conciliación.

Primeras denuncias
Pese a que el alcalde hizo hincapié en que el comportamiento de la ciudadanía está siendo mayoritariamente “exemplar”, también dio cuenta de algún incidente que llevó a la intervención policial. Así, la noche del pasado domingo se formularon las primeras denuncias. Una de ellas se debió a la circulación de un individuo por la carretera de Castilla y que se resistió a regresar a su domicilio. Los agentes de la Policía Local trataron, en torno a las dos de la mañana, de convencerlo para que depusiese su actitud, pero, ante la negativa, fue denunciado por incumplimiento de la ley de seguridad ciudadana.

También se denunció a tres personas en similares términos tras ser localizadas en la calle Marín después de que vecinos  alertaran a la Policía de que un pequeño grupo trataba de forzar la entrada de una vivienda.

El Concello de Ferrol continuará con las reuniones de su comité de emergencia y se han producido contactos con diversos Concellos de la comarca, a demanda de cada uno de ellos.

El Concello suspende la atención presencial en sus dependencias