El PPdeG defiende la política contra incendios “seria y rigurosa” de la Xunta

Dos brigadistas realizan labores de extinción en la localidad ourensana de Vilamarín | brais lorenzo (efe)
|

El secretario xeral del PPdeG, Miguel Tellado, defendió ayer la política contra incendios “seria y rigurosa” que lleva adelante la Xunta y que, apuntó, “está funcionando”. A preguntas de los medios sobre la ola de incendios que está afectando a Galicia en los últimos días, Tellado defendió que se han “incorporado brigadistas”, de quienes ha destacado su trabajo con el que “arriesgan su vida para salvar los montes”.

Del mismo modo, dijo que se está “desarrollando un trabajo serio y riguroso desde el Gobierno gallego” y destacó la “concienciación social” alcanzada en los últimos años contra “la lacra de los incendios”, que son “la mayoría provocados”. “Tiene que haber tolerancia cero desde el punto de vista social”, añadió.

Una tarea difícil

Para Tellado, la Xunta está “invirtiendo en prevención”, aunque “hay características del monte gallego que dificultan la tarea”, como que “en muchos casos está en manos privadas”, donde “no es sencillo actuar”.

“Creo que hay una política contra incendios seria y rigurosa que está demostrando que está funcionando”, dijo el secretario xeral de los populares gallegos, que puso como ejemplo “la reducción de la superficie quemada este año con respecto a años anteriores” a pesar de que “las condiciones climatológicas fueron mucho peores”. “Eso demuestra que el dispositivo está demostrando su efectividad”, apostilló.

Por su parte, el PSdeG indicó que la Xunta “debería haber prolongado” el dispositivo de refuerzo de los servicios de extinción de incendios ante la situación de sequía que vive la comunidad y las altas temperaturas que se registran en el arranque del otoño.

Para el portavoz de Ganadería del PSdeG en el Parlamento, José Manuel Pérez Seco, la Xunta “debería haber prolongado” dicho dispositivo “hasta que se produzca un cambio en el tiempo”.

En el mismo sentido, el BNG aseguró que la Xunta cometió “una tremenda imprudencia” al desactivar a finales del mes de septiembre el dispositivo de refuerzo de los servicios contra incendios ante las condiciones de falta de lluvia y altas temperaturas que se están dando en el comienzo del otoño en Galicia.

Así lo indicó el diputado nacionalista Xosé Luís Rivas “Mini”, cuestionado ayer sobre la ola de incendios que vive Galicia en los últimos días que, en esta semana, han calcinado unas 2.000 hectáreas, concentradas especialmente en las provincias de Lugo y Ourense.

Para el parlamentario, ante las “extremas” condiciones climatológicas que registra la Comunidad gallega, la decisión de la Xunta de desactivar el operativo de refuerzo de los servicios de extinción “fue una tremenda imprudencia”, como evidencia que “hace dos o tres días empezasen a llamar otra vez” a los trabajadores fijos discontinuos de los equipos contra incendios.

No obstante, Rivas “Mini” cree que el “gran problema” en Galicia continúa siendo “la prevención” y la existencia de un dispositivo de extinción “tan heterogéneo”, en el que hay “brigadas de todo tipo” que no comparten un mismo modelo “en cuanto a preparación”. “Tiene que ser un dispositivo público que esté alerta los 365 días al año”, remarcó.

El PPdeG defiende la política contra incendios “seria y rigurosa” de la Xunta