La fabricación del BAM arrancará, con el diseño avanzado, después de marzo

Diario de Ferrol-2015-01-31-009-3bfbb05e
|

La fabricación del Buque de Acción Marítima (BAM) en los astilleros de la ría de Ferrol no arrancará hasta después del mes de marzo. Navantia necesitará ese plazo al menos para tener un avance suficiente en el diseño y enfrentar la obra conforme a las nuevas disposiciones del plan estratégico. El corte de chapa que se realizó el pasado 5 de diciembre en Fene y algún otro trabajo del primer bloque que se está desarrollando allí no marcan, en realidad, el inicio de la construcción del barco.
La transformación de ingeniería es un objetivo primordial del plan industrial que está impulsando el presidente de la compañía, José Manuel Revuelta. En el DTFN –Documento de Trabajo sobre el Futuro de Navantia– se establece para diciembre de 2016 la meta de incrementar un 40% la plantilla de titulados en esta área y que no exceda del 5% la desviación de cada programa respecto a su planificación.
El flotel (BAP) y el BAM son los dos primeros programas en los que se aplican las nuevas directrices, de momento con escaso éxito puesto que el Buque de Apoyo a Plataformas arrastra un retraso de tres meses. En los nuevos dos BAM –se construirá uno en Ferrol y otro en Cádiz– hay que introducir cambios derivados de la nueva reglamentación de motores, así como aligerar el navío y otros cambios menores.
El encargo, después de ocho años sin contratar con la Armada, se firmó el 5 de diciembre y en aquella misma mañana se cortaba la primera chapa en el astillero de Fene. El arranque real del programa, sin embargo, será más adelante tal como pronosticaron en su momento los comités de empresa.

La fabricación del BAM arrancará, con el diseño avanzado, después de marzo