Un equipo de 700 millones

Lucas Pérez y Iago Aspas son los jugadores más caros de Galicia ac
|


El Atlético de Madrid ha entrado con fuerza en la mesa del monopolio de los grandes, Barça y Madrid, y son tres ahora los que comparten el poderío en el campeonato español.
Según las valoraciones de Transfermarkt, un portal especializado, entre otras cosas, en tasar a los jugadores de las ligas más importantes de Europa, un equipo compuesto por los jugadores más caros de la Liga estaría compuesto por dos jugadores del Madrid, cuatro del Atlético y cinco del FC Barcelona.

mínimo, 25 'kilos'
Es la cantidad mínima de valor de los once jugadores y corresponde a Carvajal, lateral derecho del Real Madrid. Oblak cuesta 35 millones, los dos centrales -Piqué y Godín- 40, y el lateral zurdo, Jordi Alba, 35.
En la línea media, los dos mediocentros, Busquets y Koke, alcanzan los 60 millones cada uno, mientras que en el ataque llega ‘el pastón’. 120 millones Messi, 110 Cristiano Ronaldo, 90 Luis Suárez y 80 Antoine Griezmann. En este equipo no caben, como se puede observar, ni jugadores del Sevilla, Valencia, Athletic... Simplemente, los tres grandes de la Liga se lo ‘guisan y se lo comen’ entre ellos.
Aunque la presencia del mejor Atlético de los últimos años ha hecho que, al menos, se rompiese el binomio en la cabeza de la clasificación, el fútbol de elite español se ha partido en grupos muy claros a tenor de su valoración, de su poder económico y de sus hipotético rendimiento futuro. El primero de estos grupos es el citado: Barcelona, Real Madrid, Atlético.
El segundo está formado por los equipos llamados a pelear por la cuarta plaza. Villarreal, Valencia, Sevilla, Athletic e incluso el Celta si encuentra un recambio adecuado a la marcha de Nolito.
En el tercero se encontrarían los llamados a no pasar apuros, según las valoraciones del portal alemán, Real Sociedad, Málaga, Espanyol, Betis y Deportivo.
Granada, Sporting, Leganés, Alavés, Osasuna, Eibar y la UD Las Palmas estarían en el cuarto grupo, el de los que tendrán que luchar a muerte por eludir el descenso.
Lo bueno de estas valoraciones es que son solo hipótesis. La UD Las Palmas hizo una gran temporada el curso pasado recién ascendida a Primera, mientras que el Depor a punto estuvo de complicarse la vida al final. La competición marcará el puesto en el que acaba la Liga cada uno, pero sí es cierto que, normalmente, los topes salariales, las condiciones económicas y el valor de la plantilla marcan claramente cómo quedará la clasificación final. Siempre hay alguna sorpresa, tanto en la parte alta como en la baja, pero se suele cumplir con la ‘quiniela’ previa según el potencial económico.
Se augura, de nuevo, una Liga que se disputará entre tres, puestos europeos que dirimirán entre cinco y siete equipos y el resto, a pelear para no descender. En el caso del Depor para no pasar demasiados apuros y el Celta, si repite con la clasificación del año pasado, puede darse con un canto en los dientes jugando también este curso en Europa.

Un equipo de 700 millones