El Somozas espera que perder ante el Compostela la sirva de lección

|

El nivel de un rival como el Compostela que, aunque esta temporada jugará en Tercera, viene de hacerlo en Segunda B, el escenario del encuentro –un campo de San Lázaro de grandes dimensiones y césped natural– pero, sobre todo, que el choque se enmarcase en un torneo semioficial como la Copa Diputación le presagiaba al Somozas que el choque del pasado miércoles sería de los más exigentes de esta pretemporada. Y la derrota por la mínima sufrida ante la escuadra de la capital de Galicia lo confirmó. A pesar de que el cuadro verdiblanco rindió a un nivel bastante bueno, el defensa Antonio concluye que el compromiso “nos sirvió para ver que tenemos que seguir trabajando”. Porque, aunque vio cosas buenas, sobre todo en la parcela defensiva, también constató que a nivel ofensivo todavía hay muchas cosas que mejorar con vistas a la competición liguera.
El hecho de que tan solo cuatro jugadores permanezcan de la pasada temporada –o sea, que la plantilla es casi totalmente nueva– ha obligado al equipo somocense a tener que trabajar en la compenetración de los jugadores. “Es difícil, porque cada uno viene de sitios distintos, con diferentes maneras de hacer las cosas... Ahora tenemos semana y media para terminar de acoplarnos y llegar al inicio de la competición liguera en las mejores condiciones posibles”, dice el central herculino a este respecto.

COMIENZO
Por eso el defensa mantiene los pies en el suelo y advierte que “vamos a sufrir”, especialmente en las primeras jornadas del torneo de la regularidad. Con uno de los presupuestos más bajos del grupo I de la categoría, el Somozas es consciente de que va a tener dificultades para alcanzar su objetivo, que no es otro que el de la permanencia. De ahí que Antonio apunte cualidades como “ser rocosos y difíciles para cualquiera rival” como alguna de las características que debe tener el cuadro verdiblanco para acabar manteniendo la categoría.
En cualquier caso, la escuadra de Ferrolterra espera sacar partido de las que van a ser sus armas esta temporada. Y es que, aparte de tener la posesión de la pelota, en los momentos en los que no pueda hacerlo, la formación somocense espera comportarse de una manera competitiva para, de esta manera, poder sumar los máximos puntos posibles de cara a lograr la permanencia.

El Somozas espera que perder ante el Compostela la sirva de lección