Lino López confía en que el trabajo constante afiance al Universitario

Baloncesto Universitario contra Cortegada
|

 El discurso de Lino López sigue instalado en la prudencia pero, después de que su escuadra haya ganado seis de los siete primeros partidos de la competición –acumuló cinco victorias consecutivas–, al entrenador ferrolano le resulta imposible hablar de presente y, sobre todo, del futuro del Universitario sin reconocer que lo ve con, cuando menos, opciones de pelear por meterse en la promoción de ascenso.
Lo hace porque, aunque sabía del potencial de su joven plantilla, siempre pensó que al tratarse de un grupo prácticamente nuevo, “el periodo de adaptación iba a ser largo. Sin embargo, el ambiente es muy bueno, hay mucha cohesión y estamos yendo a más”. Es precisamente esa solvencia como equipo el secreto del éxito de un Universitario en el que, a diferencia de lo que sucedió en temporadas anteriores, no se basa todo en una única jugadora, sino que “todas aportan y tienen su momento de importancia y protagonismo en función del partido”. Esta circunstancia lo convierte en un adversario difícil de defender, porque sus rivales nunca saben de dónde puede llegar el peligro, pero también exige mucha madurez por parte de las jugadoras, obligadas a asumir “que en unos partidos pueden hacer dos tiros y en otros quince y no pasa nada, porque su rol será otro”.
Trabajar con una plantilla en la que la jugadora de mayor edad ronda los 24 años y en la que, además, apenas se conocen unas y otras de antemano, es siempre un arma de doble filo, de ahí que el preparador esté especialmente satisfecho de la línea de trabajo que están teniendo y en la que, reconoce, “siempre es más fácil construir desde las victorias, porque si ganas la gente confía más en lo que estás haciendo”.
En cualquier caso, si Lino López ha de destacar algunos aspectos del juego en los que sus jugadoras están sacando máximo rendimiento apunta a la “intensidad con la que, tanto en defensa como en ataque, estamos jugando. Se las nota muy ‘enchufadas’ en todos los partidos, sin altibajos”, tanto si se trata de rivales potentes como de otros más asequibles. Además, insiste el preparador, “somos el equipo que más anota y con buenos porcentajes” y ello refuerza el rendimiento de ese trabajo que están desarrollando.
Evidentemente, siempre se puede mejorar, y el técnico ve muchos aspectos en los que hacerlo, pero, sobre todo, a nivel táctico, pues “nuestra forma de juego no es fácil. Todavía hay muchos conceptos tácticos que debemos afianzar y, además, las jugadoras aún han de conocerse más...”.
El Universitario ya no engaña a nadie. Allí por donde va es uno de los equipos a batir, algo que Lino López asume, consciente de que, con Cáceres, Badajoz, Ensino... “probablemente estemos todos peleando arriba”. Tampoco parece que sus jugadoras no puedan lidiar con la presión, de hecho, advierte que “es un equipo que no se cree las cosas, que no se confía. Es importante mantener esa disciplina, esas ganas  de mejorar día a día, de seguir trabajando, porque eso es lo que va ha hacer que sigamos ganando partidos”. Y con esa mentalidad esperan mañana sábado al Pabellón Ourense, ante el que intentarán demostrar que el último parón en la liga no ha mermado la intensidad de su juego.

Lino López confía en que el trabajo constante afiance al Universitario